Una orden judicial les obligó a pedir disculpas públicas

Ibarra. Alrededor de 200 efectivos policiales, entre oficiales, clases y policías se concentraron ayer en el patio principal del Comando Provincial de Policía; ellos iban a recibir disculpas públicas por parte de dos ciudadanas: Carmen T. y Sonia C. , quienes fueron protagonistas de un acto de agresión en contra de dos uniformados.

Víctor Hugo Zárate, comandante de la Subzona Imbabura, explicó que todo esto se traslada al 19 de marzo del año en curso, en las instalaciones del Consejo de la Judicatura. Dos miembros de la Policía Nacional fueron testigos en un caso de mimería ilegal. Sin embargo, lo que manifestaron no agradó a las ciudadanas, quienes se lanzaron a agredir a los uniformados. Las dos mujeres fueron detenidas en flagrancia y puestas a órdenes de las autoridades competentes.

Resolución. Posteriormente fueron puestas en libertad, pero una de las condiciones fue que ofrecieran disculpas públicas a los efectivos agredidos y a la institución.

Ayer, las dos ciudadanas “sancionadas” se presentaron en las instalaciones del Comando Provincial de Policía, les facilitaron un micrófono y ofrecieron disculpas. Cada una se demoró menos de 30 segundos en intervenir y eso no fue del agrado de ninguno de los miembros policiales presentes.

“Sus disculpas como policías, no las aceptamos porque están cumpliendo un mandato legal, una disposición judicial. Pero sí les aclaramos señoras que, como policías, no vamos a permitir este tipo de actitudes de parte de ustedes ni de nadie en contra de la institución. No es cuestión de venir, pido perdón y no ha pasado nada. Nosotros como Policías nos sentimos ofendidos”, dijo el coronel Víctor Hugo Zárate.