Una obra que lleva a la reflexión y optimismo

pag-11Con una obra de 54 cuadros se realiza la exposición pictórica ‘Ajenos Semejantes’, que se efectúa en la Iglesia San Francisco de Otavalo.La muestra tiene como objetivo la reflexión total para cada uno de los visitantes. Así lo explicó Fermín Sandoval, uno de los expositores y párroco de la Iglesia.

“Es una obra que nos enseña a pensar y nos lleva a la reflexión”, adelanta el párroco. “No es cuestión de pasar, sino de fijarse en el cuadro en su contexto”, agrega. ‘Ajenos y semejantes’, acoge cuatro universos que comparten una línea de tiempo en la que se cuestiona sobre su razón en el universo.

Bajo esa óptica Yolanda Mesa se mostró complacida por lo que aprendió de cada uno de los cuadros.

“Cada muestra nos deja una enseñanza de lo importante que es la vida, de nuestra cotidianidad y de cosas que en su momento casi no las valoramos”, explica la estudiante de 42 años. Ella junto a un grupo de 12 personas recorrieron ayer la exposición que se la realiza en el Santuario. Los pintores de esta muestra son ‘Doryssam’, Mario Oñate, Nelson Villacís y Sandoval los autores de la muestra.

En el caso de Sandoval, está presentando sus cuadros, como una parte de lo que es el laberinto del agua. De acuerdo a él, es una técnica en la que por medio de la fotografía tratamos de expresar sentimientos, no solamente como una especie de crónica.

LO QUE SE BUSCA

De acuerdo a Gabriel Cisneros en el prólogo del catálogo ‘Ajenos y semejantes’, es parte de ese grito disperso de la humanidad que busca encontrar la alquimia existencial, y ha descubierto que el arte en todas sus manifestaciones es el ritual que le da sentido y razón de ser a los actos. La exposición estará abierta para todo el público, hasta el 16 de enero en el Jardín de los Duraznos de la Iglesia de San Francisco.