Una novela importante

juan rualesCon el propósito de escribir su prólogo, acabo de leer de un tiró el original de una novela que dará mucho que hablar cuando  salga de la imprenta.
Novela bien escrita, producto de la sesuda investigación de una de las etapas más importantes de la historia ecuatoriana, la Revolución Liberal.


Pero como dice mi gran amigo Eduardo Puente, su autor, no es una novela histórica, pues no se refiere a los episodios políticos de esa revolución truncada, sino a la trama íntima de sus personajes, a veces secreta, pero que está ahí, a veces determinando los hitos de la historia, subterfugios de la vida de héroes y mártires a los que la historia los describe en su follaje público casi metafísico, ignorando sus intimidades tormentosas, como si estas no fuesen relevantes en relato histórico.    
La novela lleva un nombre simple “Sara”, matriarca nacida en Ilumán y cuya tormentosa familia urde los hitos más importantes del Ecuador de finales del siglo XIX y de todo el siglo XX, incidiendo unas veces más que otras en el destino de la patria, acaso sin que nadie se haya dado cuenta de que en su árbol genealógico maduraba el destino de millones de ecuatorianos  que solo sabíamos de sus nombres por los patronímicos de las calles, parques, plazas, escuelas de todo el país.
La novela está estructurada con matemática genealogía y varios de sus episodios ocurren en Otavalo, Ibarra, San Antonio, Ilumán y los barrios emblemáticos de la capital,  lo que a un imbabureño como yo, le llena de curiosidad.
Mucho más cuando Eduardo Puente, es un cientista social quiteño de reconocida trayectoria en la FLACSO, en cuyo libro acabo de descubrir a un excelente escritor clandestino al que recomiendo leer cuando salga la novela a la luz, pues no solo se regocijarán con una bella literatura, sino que aprenderán los entremeses de nuestra historia contemporánea.

 

Juan F. Ruales
juanf_ruales48@hotmail.com