Una niña clama por un indulto para su madre

Ibarra. En medio de un intenso sol llegó Segundo Córdova a la inauguración de un plan de vivienda en Atuntaqui. Las casas fueron entregados por el presidente de la República, Lenín Moreno, y para Segundo, esta era la oportunidad perfecta de hacerle llegar una carta al mandatario.

Con notable tristeza esperó junto a su hija July Viviana, de 15 años de edad, que el protocolo de entrega de 97 viviendas, termine.

July, quien tiene parálisis cerebral y el 85% de discapacidad intelectual y física quería con su padre entregar una carta a Lenín Moreno solicitando el indulto de su madre Carmen O., de 43 años de edad, quién está sentenciada a 6 años de cárcel, por asociación ilícita.

Historia. Desde que la mujer fue encarcelada la vida de Segundo cambió notablemente. El hombre, que antes era comerciante, ahora dedica todo su tiempo en cuidar a su hija y no puede trabajar para mantener el hogar. La menor adquirió la enfermedad hace nueve años y, desde ahí, sufre neumonía y convulsiones que le impiden quedarse sin el cuidado de una persona.

“Lo único que necesito es que su mamá regrese a la casa. Ni porque presentamos todos los papeles de la discapacidad de la niña nos ayudaron. Tengo más hijos, pero ellos tienen sus familias y no pueden cuidarle a mi hija para que yo trabaje, porque dicen que es muy complicado”, mencionó Segundo.

El hombre aseguró que ha enviado varias cartas al presidente solicitando el indulto de su esposa, pero que todos sus pedidos han sido en vano. Además dijo que ha ido en reiteradas ocasiones al Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos, pero la respuesta es la misma, su solicitud está en trámite.

“Yo voy a verle a veces, no se puede ir en cada visita, y peor llevarle siempre a la niña, porque es muy complicado. Hace poco le regalaron la silla a mi hija, antes tenía que cargarle. Una funcionaria de la Misión Las Manuelas me aseguró que ya le entregó la carta y me dijo que me iban a regalar pañales. Aparte de todo mi esposa sacó un crédito bancario y no hemos podido pagarlo, y ahora la deuda es muy grande”, agregó el hombre mientras esperaba con su hija una contestación del primer mandatario. Para Segundo, obtener el indulto de Carmen, es algo humanitario. Él espera recibir una respuesta que le de esperanzas de que el proceso sea revisado por las autoridades y que su esposa retorne al hogar.