Una mujer intentó asfixiar a su hija, el hecho ocurrió en El Priorato

El incidente se registró la noche del último miércoles en las calles Puruhanta y Pimán, en la parroquia de El Priorato, cantón Ibarra. Una ciudadana fue puesta a órdenes de la autoridad competente por un presunto caso de violencia intrafamiliar contra su madre y su hija de siete meses de edad.

Una llamada al Servicio Integrado de Seguridad ECU 9-1-1 alertó a los miembros de la Policía Nacional sobre el hecho y enseguida el personal del Subcircuito Totoras 1 arribó al sitio. La denunciante, una mujer de 44 años de edad, mencionó que su hija es madre de dos niñas y estaba encerrada en su dormitorio con la pequeña de siete meses de edad.
La ciudadana dijo que la bebé estaba llorando incesablemente y observó por la ventana que la niña estaba asfixiándose con una cobija. Enseguida ingresó al dormitorio y su hija le proliferó una serie de insultos y ofensas, asegurando que son sus hijas y que, si ella quería, las podía matar, según refiere el parte policial.

La sospechosa, identificada como Estefanía Elizabeth R., de 22 años, además se realizó varios cortes en su mano tras romper unos vidrios.

Más detalles
Enseguida la ciudadana hoy detenida se habría abalanzado a unos vidrios para romperlos, ocasionándose varios cortes superficiales en la mano derecha. Personal de la Dirección Nacional de la Policía Especializada para niños, niñas y adolescentes (Dinapen) arribó al sitio para poner a buen recaudo a las niñas.

La sospechosa fue llevada hasta el hospital San Vicente de Paúl en donde obtuvieron el certificado médico correspondiente, para luego ingresarla en calidad de aprehendida hasta el Centro de Detención Provisional de Ibarra, en donde permaneció hasta ser puesta a órdenes de la autoridad competente durante la audiencia de calificación de flagrancia.

Según el reporte emitido por la médico de turno de la casa de salud, la mujer presentó escoriaciones a nivel de muñeca de mano derecha y en el segundo dedo de la misma mano.
Por su parte, el personal policial de la Dinapen, realizó la recuperación de las dos menores y entregó la custodia temporal a su abuela materna.