Una medida que da resultados

Ad. La medida que restringe la venta de licor por las noches y los domingos fue establecida el año anterior y ya se ha hecho una primera evaluación por parte del Ministerio de Salud.

Las consultas en emergencia de personas en estado etílico bajaron de 9,25 a 5,25 por ciento en los hospitales de Quito y los accidentes relacionados con el consumo de alcohol disminuyeron de 14,44 a 10,48 por ciento, a nivel nacional,  eso significa 25 % menos de accidentes, 22% menos de heridos y 81% menos de muertes, las cifras porcentuales no parecen tan altas pero son miles de personas que no se han accidentado, sufrido heridas o no han fallecido a nivel nacional, por lo tanto la medida comienza a demostrar que es efectiva y que debe en lo posible complementársela con la educación del publico y la prevención a nivel de escuelas y colegios.
Solamente algunos medios de comunicación que responden a los intereses de las grandes fabricas de licores y articulistas que seguramente tienen serios problemas con su consumo de  alcohol, encuentran que los efectos de la medida tienen pobres resultados, no seria raro que estén  pensando en pedir su suspensión. Recordemos que el alcoholismo y el tabaquismo son enfermedades que pueden ser prevenidas disminuyendo la oferta, encareciendo la misma con impuestos y educando a las personas consumidoras para disminuir la demanda, por lo tanto las medidas tomadas el año pasado y los nuevos impuestos que se programan son el camino correcto.
 Aprovechamos esta columna para saludar a los estudiantes que desfilaran el día 31 de Mayo para recordar el día de no fumar, adelante con los jóvenes que dan así un ejemplo a quienes no tienen suficiente fuerza de  voluntad para dejar de fumar.  

 Dr. Enrique Aguilar Zambrano

      neaguilarz@hotmail.com