Una magistral obra católica en la conocida iglesia de El Ejido de Ibarra

Ibarra. El cariño y la fe de los feligreses permitieron que en la cúpula de la iglesia Jesús del Gran Poder, ubicada en el parque El Ejido de Ibarra, se plasme una majestuosa obra.

Con rifas, serenatas, visitas a los hogares y la limosna de los domingos, los miembros de la parroquia lograron recaudar fondos para elaborar la obra “Eterna presencia de Dios”, bajo la técnica de óleo sobre pared.

La pintura, con varios pasajes bíblicos, está elaborada en una extensión de 180 metros cuadrados.

Aproximadamente seis meses tardó Luis Auz Tobar en la creación de la pintura, que se ha convertido en un verdadero atractivo para los católicos, ya que cada domingo llegan cerca de

1 200 creyentes al lugar.

Jhimson Lomas, párroco del lugar, mencionó que en la cúpula está plasmada toda la historia de la Salvación, parte del Antiguo Testamento, la tentación de Adán y Eva, los Manda-mientos de la Ley de Dios, Moisés y la Tabla del Decálogo, el profeta Daniel, San Miguel Arcángel el patrono de la Diócesis de Ibarra, la ascensión del Señor y la figura de los 12 Apóstoles, los santos ecuatorianos y la Beata Mercedes de Jesús Molina, “En la cúpula está pintada toda esta teología y la Santísima Trinidad, y esto estamos entregando a la ciudad de Ibarra. Todo se ha logrado hacer con la limosna de los devotos y la colaboración de la gente de buena voluntad de la parroquia”, agregó. La inauguración y presentación del sitio se realizó anoche en presencia del Monseñor Iván Minda, administrador apostólico y el Monseñor Fausto Gaibor, representante de la Diócesis de Tulcán.

Varios santos ecuatorianos están pintados en el sitio, entre ellos el Santo Hermano Miguel (centro).
Los 12 Apóstoles son una de las pinturas que están plasmadas en la cúpula de la iglesia.
La imagen del profeta Daniel, luego de ser salvado de los leones, también reposa en la iglesia.