Una ley de salud mental

Acaba de enviarse a la Asamblea Nacional el Proyecto de Ley de Salud mental. El psiquiatra italiano Franco Basaglia, fue el primero en conseguir en Mayo de 1978 una ley de Salud mental que impedía la creación de nuevos hospitales psiquiátricos y el reemplazo de los existentes por mecanismos comunitarios de tratamiento y unidades de salud mental de hospitales generales. Esta iniciativa fue recogida por algunos países de Lati-noamérica, entre ellos Brasil, que cerró miles de camas psiquiátricas y las tornó en los Centros de Apoyo Comunitario (CAPS), además de un sistema integral para atender desde las urgencias hasta la rehabilitación de enfermos mentales. En una población sensibilizada hacia este problema es común que un barrio reclame la creación de un CAPS y no que lo rechace como ocurre. La nueva Ley entonces debe garantizar los mecanismos para que nuestra sociedad se empodere, de la solución de los problemas de Salud Mental, desde la promoción, prevención, tratamiento, rehabilitación y reintegración social, con especial énfasis en el respeto de sus derechos, desarrollo de sus potencialidades, en lo que tiene que ver con el trabajo, familia, recreación, evitando la discriminación, rechazo y violencia que históricamente han tenido que sufrir las personas con enfermedad mental, eso incluye la educación a sus padres y familiares para un trato justo e incentivar la protección del Estado para quienes han perdido sus facultades superiores y no pueden desenvolverse por si mismos.