Una lesión por sobrecarga muscular, ¿qué debemos hacer?

Ibarra. La sobrecarga muscular se produce por la repetición prolongada de un movimiento en un determinado músculo. Son muchas lesiones las que aparecen a causa de una sobrecarga muscular.

Especialista. Elizabeth Guerra, licenciada en Terapia Física, agregó que los músculos más vulnerables en sufrir sobrecargas son los músculos de las extremidades superiores, así como los del cuello y hombros.

“Es importante que cuando suframos una sobrecarga acudamos a un especialista y no esperemos a que esta empeore ya que puede propiciar el desarrollo una lesión más grave”, dijo Guerra.

Para evitar. La especialista añadió que para evitar la sobrecarga muscular es aconsejable tener un plan de entrenamiento personalizado, progresivo y controlado en el que se tengan en cuenta nuestras capacidades físicas.

Además dijo que realizar un buen calentamiento antes de cualquier práctica deportiva es fundamental para evitar que el músculo se lesiones.

Además, llevar una dieta rica en fibras también ayuda a prevenir lesiones musculares.

Síntomas. En cuanto a los síntomas, la experta acotó que la sobrecarga muscular produce dolor y pesadez en los músculos afectados. Además puede dar lugar a molestias en las articulaciones y falta de movilidad. Guerra aseguró que para aliviar el dolor causado por la sobrecarga muscular es recomendable realizar un estiramiento adecuado, aplicar calor local y masajear la zona.

“Por ello es recomendable acudir a un fisioterapeuta para que aplique el mejor tratamiento para el grupo muscular afectado”.

También mencionó que si no prestas atención a una sobrecarga ni haces nada para tratarla, esta puede acabar dando lugar a una lesión mucho más complicada y, en consecuencia, te verás obligado a dejar el ejercicio durante un largo periodo de tiempo.

Los principales efectos de la sobrecarga son el dolor y la pesadez en los músculos afectados.
Realiza ejercicios de estiramiento y relajación, sobre todo en espalda y cuello, los lugares más propensos a sufrir una sobrecarga.