una fiesta clandestina

Otavalo. Todo fue posible por una llamada reservada que se dio el sábado en horas de la noche. Miembros de la DINAPEN, en coordinación con el Intendente de Policía ingresaron a un domicilio en donde presuntamente se realizaba un baile clandestino con la participación de alrededor 200 adolescentes.

Hecho. Agentes de la DINAPEN se encontraban realizando controles en los diferentes centros de diversión nocturna en Otavalo y por medio de una denuncia anónima se pudo tener conocimiento de esta fiesta clandestina en donde LOS policiales recuperaron a varios adolescentes que se encontraban en el lugar.

Este evento se lo realizaba por Halloween. “Las caídas” son fiestas clandestinas que se promocionan por redes sociales, pero los que organizan las fiestas no tienen permisos para poder realizarlas. Además se vendía USD 1.50 las entradas para el evento.

El Intendente en compañía de un grupo de uniformados llegaron hasta el lugar para constatar la realidad de la denuncia.

Los asistentes al notar la presencia de los policías trataron de salir del sitio.

Se solicitó la presencia de más miembros de la Policía Nacional para realizar el respectivo desalojo y posteriormente la Comisaría Subrogante clausuró el lugar.

Se desconoce si en el lugar existían bebidas alcohólicas.