Una discapacidad no es un obstáculo para Cristian

Ibarra. Cristian Mejía tiene 12 años de edad, vive en la parroquia El Priorato. Según cuenta su madre María José Clerque el niño nació sin su manito izquierda. Pero esto no ha sido un obstáculo para hacer una vida normal.

Para satisfacción de Cristian hace pocos días gracias a Hero Ecuador se le implementó una prótesis con la que ha mejorado notablemente sus actividades cotidianas.

“La prótesis la vengo utilizando desde hace dos meses aproximadamente, fue la Fundación Hero Ecuador la que me ayudó con la prótesis, ahora me siento muy feliz. Ya que puedo hacer muchas cosas que antes no las podía, por ejemplo puedo agarrar un jarro para tomar agua, tomar un esfero para poder escribir, entre otras cosas”, dijo el pequeño Cristian, el cual estudia en la Unidad Educativa Priorato, terminó el séptimo año de educación básica y sueña en convertirse en un servidor policial.

“Quiero ayudar a la gente, quiero evitar que siga creciendo la delincuencia”, dijo el niño.

Es reconocido. Cristian también ha tenido el apoyo de la Fundación “Una Mano Amiga”, la cual busca reintegrar a la sociedad a las personas con discapacidad. Wilson Navarrete, representante de esta fundación, inclusive invitó a su programa radial al pequeño Cristian para que cuente la experiencia y cómo ha salido adelante pese a no tener una de su extremidades. Lo cual a decir de Navarrete no es para nada un obstáculo en la búsqueda de conseguir un sueño.

Cristian por tanto estuvo este fin de semana compartiendo con la ciudadanía su experiencia, además escuchó e interactuó con los oyentes del programa de Wilson Navarrete.