Una danza que revive la tradición

Otavalo. La danza de los Pendoneros es un ritual de gran significado cultural para el Pueblo Kichwa.

Según la tradición los indígenas después de dar muerte a sus enemigos los suspendían en largos palos llamados “los palos de pendón” este acontecimiento servía de escarmiento para los demás.

En la actualidad, se ha transformado en una fiesta religiosa en honor a San Miguel donde los pendoneros portan banderas de color rojo que simbolizan y recuerdan la sangre de esas manifestaciones.

Razón. Para Alberto Torres, conocedor de las manifestaciones kichwas, la fiesta de Pendoneros inicia la segunda semana de este mes en la comunidad de San Miguel en la parroquia San Pablo del Lago.

“Durante la fiesta se realiza la danza de la cocción de la chicha y luego el baño de purificación con agua y claveles rojos”, explica.

Aunque es una manifestación fuerte para el pueblo kichwas, al momento son los estudiantes de la Unidad Educativa Cascada de Peguche quien mantiene viva la tradición durante los desfiles y actividades culturales que la institución realiza en el cantón.

Jostin Trávez de la U.E. Cascada de Peguche, son los encargados de mantener viva esta tradición originaria del pueblo kichwa.