Una cultura de paz en Intag

Alguien deberá garantizar los procesos de diálogo, único mecanismo que permite acuerdos evitando la presencia de actos violentos. Eso es lo que debería promoverse en la zona de Intag con respecto a la posible explotación minera.

Si bien todos los sectores -ojalá no nos equivoquemos- se han pronunciado en favor del diálogo y los acuerdos en paz, las partes deben cuidarse de que en medio de los esfuerzos no aparezcan mentiras, engaños, desinformación, porque lo que se ganaría es más dudas, desconcierto y sobre todo desconfianza. EL NORTE estuvo presente en la Asamblea convocada en la zona de Intag, concretamente en Junín, pero también se conoció que la empresa minera Enami realizó, en la misma fecha, su propia Asamblea en García Moreno donde asistieron 86 moradores de Intag y un número similar de funcionarios de varios Ministerios y Subsecretarías, “quienes pidieron, a nombre de Intag, que el proyecto minero LLurmiagua siga adelante”, se dijo.  Pero trascendió que “muy pocos de las 86 inteños e inteñas que firmaron la carta de apoyo a Enami son presidentes de comunidades.., y muchos son exempleados de Ascendant Copper”. ¿Será? Evitemos las manipulaciones para crear un acuerdo en paz.