Una adolescente necesita ayuda para volver a sonreír

Ibarra. La vida de Daysi Guaján Arroyo, cambió el 13 de febrero. La joven de 14 años sufrió un accidente de tránsito mientras retornaba con su familia, desde Lita a Ibarra, tras el feriado de Carnaval.

Su madre, Gabriela Arroyo, no puede contener las lágrimas al recordar que su hija, perdió su mandíbula, paladar y pómulos.

Con éxito, se realizó la reconstrucción de la mandíbula y el paladar. Los pómulos no fue posible, pues los médicos le han dicho que es muy arriesgado. ‘En el lado derecho se le notará un hundimiento de los pómulos cuando tenga 19 años”, explica Gabriela.

Urgente. Ocho piezas dentales perdió Daysi en el accidente. Cada uno de los implantes cuesta de $1 000 a USD 1 500. Gabriela pide la ayuda solidaria de personas que puedan colaborar para que la adolescente pueda contar con sus dientes fijos. “No puede ponerse placa porque no tiene dónde sujetarla”, explica.

Ocho mil dólares es la cantidad que necesita para que su hija pueda volver a sonreír. Las personas solidarias pueden aportar con algún valor a la cuenta de ahorros de BanEcuador número 1-13000734-0, de Tania Arroyo, tía de Daysi.

La adolescente está en décimo de básica, no recuerda detalles del accidente, abrió los ojos en la cama del hospital Baca Ortiz.

“Mi vida no es igual, no me siento completa”, manifiesta mientras las lágrimas recorren sus mejillas.

“Quisiera que me ayuden a reunir los 8 000 dólares que necesito, porque a mi madre no le alcanza con lo que gana”, es el pedido de Daysi, quien en un futuro aspira a ser militar.

Habla con recelo y no sonríe, pues desde aquel 13 de febrero de su rostro se borró la alegría y espera la ayuda de gente solidaria.