Un tema complejo

Las noticias sobre los actos violentos en territorio amazónico cobran vida cada cierto tiempo, pero las soluciones definitivas no llegan desde el poder político. Por el contrario, frente a la muerte de indígenas a la usanza tradicional (utilizando flechas y lanzas) muy poco es lo que se sabe sobre sus causas. No se trata de que las autoridades, en su afán investigador, sobrevuelen el territorio en helicópteros o avionetas, pues no van a encontrar ni a divisar absolutamente nada desde el aire, salvo una especie de mar color verde en cuyas entrañas se guardan muchos secretos.

Los pueblos no contactados deben ser objeto de profundo estudio y análisis, previo a la toma de decisiones. Recordemos que la muerte de indígenas huaorani por parte de los taromenane, provocó la ira de los primeros quienes tomaron venganza, provocando más de 30 fallecidos. Este es un tema complejo que debe ser tomado con mucha seriedad por parte de las autoridades del Ministerio de Justicia, Fiscalía y Policía para tratar de resolver una situación que en el marco de un país plurinacional y multiétnico aún sigue siendo desconocido. Es necesario parar las masacres volviendo a recobrar la paz.