Un problema preocupante

Con grandes expectativas se inició el nuevo año lectivo 2011-2012, período que involucra la participación de estudiantes, maestros, autoridades y directivos, pero principalmente de los padres de familia.

Más allá de lo que implica el cumplimiento de los reglamentos educativos, hoy enmarcados en reformas que conllevan a ser más eficientes, cumplidores y preparados, están los resultados que se colocan en la mesa de los análisis y evaluaciones del año lectivo anterior. Llama mucho la atención el pronunciamiento del director provincial de Educación de Imbabura que, entrevistado por reporteros de diario EL NORTE, afirma que  “hay 2 200 pérdidas de año” en el período anterior y “un alto porcentaje de intentos autolíticos de jóvenes…”. Esa observación no debe quedar solo en eso, aquí hay un grave problema que debe convocar a un equipo multidisciplinario de profesionales para que analicen a profundidad lo que está pasando con nuestra juventud y desde ahí entregar opciones de solución a un problema evidente que puede agravarse si se lo deja pasar. Este es un tema impostergable.