Un milagro lo salvó de morir aplastado

p47f1Oswaldo Hidalgo se ganó el título del ‘suertudo del año’. El camión que conducía volcó quedando llantas arriba. La cabina del conductor prácticamente desapareció y quedó “aplastada”. Al interior de ella, el padre de cinco hijos estaba prácticamente ileso.  

ILESO . Un rasguño en la oreja derecha fue todo el daño que sufrió el hombre de 58 años. Milagrosamente, pese a quedar atrapado entre las latas de la cabina, el suertudo conductor no sufrió mayor daño.

 

El camión de placas PSO 705, salió de Otavalo cargado de bloques con destino al Quinche.

Según Hidalgo, la mala maniobra de un automóvil que le invadió carril a alta velocidad causó el accidente.

El camión que conducía quedó llantas arriba. Segundos antes del volcamiento en cuestión de un parpadeo, Hidalgo decidió acostarse a lo largo de la cabina. Decisión que le salvó la vida.

Según explicó, el suertudo chofer salió por sus propios méritos de la cabina.

El hombre fue trasladado al Hospital San Luis de Otavalo. Tras la valoración médica, se verificó que tenía un leve raspón en su oreja derecha.

Caminando salió del Hospital y se dirigió a ver el camión que él conducía. Al llegar al lugar a donde fue remolcado el automotor, se observó que la cabina del vehículo había desaparecido. Toda la cabina estaba aplastada.