Un justo homenaje para el último Inca

Otavalo. El intercolegial del libro leído El Colibrí, mostró el talento de los estudiantes otavaleños. ‘Cajamarca: el último atardecer del Inca Atahualpa’, fue la temática de este año.

El evento organizado por la carrera de Gestión Social de la Universidad de Otavalo, contó con auditorio lleno.

Con acogida. La iniciativa, que este año llegó a su séptima edición, nació como proyecto de vinculación con la sociedad, una de las funciones principales que tiene la academia sarance. Así lo reconoció Ledys Hernández, directora de la carrera.

“Es la finalización de un proceso que iniciamos a finales de noviembre, sobre la lectura. En este caso se dramatiza la captura de Atahualpa, los chicos han pasado meses leyendo para presentarnos su trabajo”.

En esta ocasión participaron las unidades educativas República del Ecuador, Otavalo, Jacinto Collahuazo, Santa Juana de Chantal y Sarance.

Expectativa. Jorge Mantilla, docente de la carrera, aseguró que el propósito de promover la cultura y la historia del Ecuador, se ha logrado cumplir. “Se nota claramente el trabajo de los chicos. Las obras sirven para difundir la historia del Ecuador”, puntualiza.

Con este proyecto se busca fomentar entre los estudiantes la lectura crítica, las artes, y la reflexión sobre nuestra historia y cultura.

Escena en la que Atahualpa es sometido a juicio por los españoles. Aquí lo sentencian a muerte y lo ejecutan.
En la primera parte del concurso (fase de preguntas), los estudiantes de la unidad educativa Sarance se llevaron el primer lugar.
Nicolás Villagómez (der) personificó al conquistador español Francisco Pizarro.
Atahualpa (centro) fue el último soberano Inca. Falleció el 26 de julio de 1533 en Cajamarca.
Pese a que Atahualpa tuvo sucesores nombrados por los españoles se le considera el último gobernante del Imperio Inca.
Atahualpa pasó su infancia con su padre en el Cuzco. Al comenzar su adolescencia pasó por el warachikuy, un rito de iniciación que marca el paso a la edad adulta.