Un ibarreño dirige al equipo de Morona

Ibarra. Gisela Salazar, de 12 años de edad, se convirtió ayer en la primera medallista de oro de los octavos Juegos de Menores 2018. La seleccionada oriunda de la comunidad de Pusir Grande, en el Carchi, no tuvo rivales en la prueba de levantamiento de pesas. La halterista entregó los primeros puntos a su provincia y la primera presea dorada.

Sin nervios. Concentrada y atenta a las indicaciones de su entrenador, el cubano Julio César Yaque, la atleta no tuvo problemas en los tres intentos en la modalidad de arranque.

Salió a la plataforma con 30 kilos, luego pidió que suba el peso a 32 y finalizó con 34 kilos. Su rival directa fue Angie Anangonó de Zamora Chinchipe, quien terminó con la medalla de plata es esa especialidad.

La carchense entrena hace 7 meses y aseguró que nunca pensó registrar esa marca. “Lo máximo que hacía era 31 kilos. Estoy muy contenta por conseguir la primera medalla”, dijo Gisela, quien entrena una hora diaria en su comunidad. Asegura que su principal motivación es su prima, Tamara Salazar medallista en los Juegos Sudamericanos 2018.

Cronograma. La competencia de levantamiento de pesas arrancó ayer en el gimnasio de especialidades Franklin Gomezjurado en Ibarra. 24 delegaciones de todo el país compiten hasta el próximo lunes en ese escenario. Guayas, Azuay, Morona Santiago, Carchi, Pichincha, Los Ríos e Imbabura son las delegaciones favoritas para sumar la mayor cantidad de puntos y preseas.

Gisela Salazar resolvió sin problemas las tres salidas en la modalidad de arranque. Ella dio la primera medalla de oro a Carchi.
Gisela Salazar (i) escucha atenta las indicaciones de su entrenador Julio Césa Yaque, antes de la segunda presentación.