Un hombre falleció mientras intentaba reparar un vehículo

La mañana del último miércoles, un hombre falleció en medio de un grave percance de tránsito, suscitado en la parroquia de Piartal, a la altura de la comunidad de San Francisco de la Línea Roja, ubicada a aproximadamente 15 kilómetros de San Gabriel.

La emergencia fue elevada al Servicio Integrado de Seguridad ECU 9-1-1, desde donde se despachó, de forma inmediata, a personal de rescate del Cuerpo de Bomberos de Montúfar, miembros de la Agencia Civil de Tránsito (ACT) y efectivos de la Policía Nacional.

A su llegada, los servidores constataron que la víctima ya no tenía signos vitales, pues se encontraba con un pesado automotor de carga, sobre la parte superior de su humanidad.

Reparaba un vehículo
Preliminarmente se conoció que, al parecer, el sujeto habría notado un desperfecto en el automotor, tipo camión, cuando decidió colocar el elevador hidráulico, además de dos grandes maderos para sostener en alto el vehículo y así, entrar debajo para revisarlo, cuando de un momento a otro, el camión descendió abruptamente sobre el tórax del infortunado matándolo casi al instante, según información publicada por Diario El Universo.

Se presume que, el aparato que soportaba el peso del carro, estaba mal ubicado en el chasis, provocando que se cayera sobre la víctima.

El infortunado ciudadano fue identificado por las personas que presenciaron la recuperación del cadáver, como Jesús Fuertes, de 34 años de edad, oriundo del vecino país de Colombia.

El cuerpo sin vida fue trasladado a la morgue del hospital Básico del cantón San Gabriel, por los efectivos policiales pertenecientes al Servicio de Investigación de Accidentes de Tránsito (SIAT), ya que el hecho fue considerado como un percance vial, tipo arrollamiento.

Para sacar el cuerpo aplastado, cuatro bomberos colaboraron en coordinación con efectivos policiales. Tras la dramática escena, presenciada por quienes se encontraban en el lugar, el camión fue trasladado a los patios de retención vehicular de Montúfar.

Los familiares del ciudadano lamentaron el hecho y acudieron hasta el anfiteatro para realizar todo el trámite necesario y poder retirar el cadáver para darlo sepultura, con todas las medidas de bioseguridad establecidas por las autoridades.