Un gran psiquiatra ha partido

Dimitri Barreto, Médico Psiquiatra y Profesor Universitario falleció el 2 de Febrero. Su vida estuvo dedicada a la enseñanza en la Facultad de Ciencias Médicas de Quito, de la que fue en dos ocasiones Decano. Hombre de izquierda de tradición familiar y profundas convicciones, sin embargo no antepuso su ideología a la amistad y al logro de sus ideales. Contaba que siendo Decano apareció un día en su despacho un “gringo”, el cual quería hacer una donación a la Facultad. Gracias a ese señor existe ahora el Instituto de Investigaciones y Postgrado, en el cual yo todavía doy clases al Postgrado de Psiquiatría.

Escribió mucho y tenía una capacidad verbal y de análisis impresionante, además como organizador de eventos y congresos. Su trabajo lo llevó a representaciones muy importantes, como fue su delegación al comité de ética de las NN UU, en Ginebra. Como fuimos amigos desde la época de estudiantes, me invitó al festejo de su graduación en su casa en plena Plaza de San Francisco, ahí se dio una anécdota que no olvidaré, los asistentes a la celebración cantaron el Himno de la “Internacional”, que yo lo escuchaba por primera vez en vivo. Que los acordes de esas notas tan sentidas acompañen tu viaje al infinito querido amigo. Tus alumnos y quienes de verdad te apreciamos estaremos pendientes siempre de tus enseñanzas y de emular tu ejemplo de nobleza y de constante trabajo en bien de la medicina ecuatoriana y de la universidad que fue tu campo de batalla.