Un feriado de Semana Santa con indisciplina ciudadana

La Gobernación de Imbabura, en una rueda de prensa realizada ayer 5 de abril de 2021, dio a conocer a la ciudadanía el balance y los resultados de las acciones interinstitucionales efectuadas durante el feriado de Semana Santa a fin de prevenir y controlar eventos que pudieron poner en riesgo la salud de los ciudadanos.

María Gabriela Jaramillo, gobernadora de Imbabura lamentó que a pesar de las disposiciones emitidas por el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional, COE provincial y resoluciones cantonales, la ciudadanía haya hecho caso omiso a las mismas que son de cumplimiento obligatorio.

“Hemos desplegado un contingente importante con la finalidad de evitar las aglomeraciones a fin de evitar la propagación del coronavirus en la provincia, y hemos detectado junto con la Policía Nacional (PN) que alrededor de 44 eventos iban a realizarse” señaló.

En este sentido, explicó la Gobernadora, se coordinó la realización de 39 operativos y fueron suspendidos más de 25 eventos, y otros en donde se trató de llegar a acuerdos verbales con los organizadores para que dichos eventos sean también suspendidos antes de que inicien.

De su parte, el Coronel Pablo León, comandante zonal 1 de la Policía Nacional puntualizó que la subzona donde se presentaron mayores problemas fue Imbabura. “Parece que hay personas que todavía no entienden la importancia de cuidarnos, de mantener el distanciamiento social y hacer caso a las medidas de bioseguridad” expresó.

Asimismo, explicó que el contar con el 100% de servidores policiales para las tareas de control y suspensión de eventos, implica dejar a los otros distritos de la provincia sin el servicio y la seguridad que los ciudadanos requieren.

Gonzalo Jaramillo, director médico del Hospital del IESS, mencionó que entre el 1 y el 4 de abril hubo en promedio 44 personas con síntomas respiratorios relacionados con covid-19. “La capacidad de la emergencia respiratoria fue superada por la demanda de pacientes”, señaló.