En el Ecuador existe un femicidio cada 72 horas

Para quienes fueron parte de la marcha por el Día Mundial de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el sistema patriarcal que viene desde hace mucho tiempo, no permite que se erradique por completo la violencia.

Francisco Albuja, técnico punto focal de Imbabura de Alas de Colibrí, una fundación sin fines de lucro que se encarga de la restitución y protección de los derechos de las personas y migrantes, “este sistema patriarcal viene desde antes, cuando la sociedad nos decía cómo tenía que ser el comportamiento de los hombres y mujeres, ahí nacen esos estereotipos de género, las formas de actuar del hombre, la cual ha venido sucediendo desde mucho antes”.

Asimismo, Albuja señaló que ahora es más notorio la lucha que tienen las mujeres y cada una de las instituciones de la sociedad civil, “eso también ha hecho que se visibilice más y sea importante poder combatir la violencia y unir esfuerzos entre todas las instituciones”, mencionó.

Varios representantes de instituciones y organizaciones se reunieron ayer en el Obelisco de la ciudad para ser parte de esta marcha.

Alexandra Terán, rectora de la Unidad Educativa Presidente Velasco Ibarra, comentó que se unen a esta lucha para erradicar la violencia femenina, “pensamos que es desde las bases de la educación, desde las edades más tempranas en donde hay que enseñar y sensibilizar a las niñas que son sujeto de derechos con igualdad de oportunidades”.

Para Terán, es importante que las mujeres aprendan a romper esas cadenas de silencio en el momento que sean violentadas, “pensamos que la educación siempre será el medio más idóneo para cambiar, para sensibilizar, para forjar nuevas generaciones que vivan en el respeto, en igualdad de género”, dijo.

Además, agregó que la erradicación es un proceso de lucha constante, diaria “en el hogar, en las escuelas, en los colegios, en los círculos familiares, son procesos diarios”.

La idea de esta marcha, según Alexandra es visibilizar que no importa el lugar ni el tiempo “está presente la lucha diaria para erradicar la violencia”.

A medida que los países implementan medidas de confinamiento para detener la propagación del coronavirus, la violencia contra las mujeres se ha intensificado, así lo informó la ONU Mujeres. Al mismo tiempo, los servicios de asistencia legal, sanitaria y social se vuelven cada vez más limitados y menos accesibles.

Para los 16 Días de activismo contra la violencia de género (25 de noviembre a 10 de diciembre de 2020), la campaña Generación Igualdad de ONU Mujeres está ampliando el llamado para emprender acciones globales dirigidas a cubrir las brechas en el financiamiento, garantizar servicios esenciales para las sobrevivientes de violencia durante la crisis de la COVID-19, centrar la atención en la prevención, y recopilar datos que pueden mejorar los servicios vitales para mujeres y niñas.

En abril de 2020, mientras la pandemia se extendía por todo el mundo, el Secretario de las Naciones Unidas hizo un llamado a favor de “la paz en los hogares”.