Ibarra. Un operativo de rutina realizado en el Control Policial de Tababuela, permitió la captura de un ciudadano de nacionalidad colombiana que tenía en su poder sustancias estupefacientes. El hecho se suscitó a las 18:30 del último viernes en Ibarra.

Miembros policiales del Centro Regional de Adiestramiento Canino frenaron la marcha de un bus de transporte interprovincial que cubría la ruta Tulcán – Guayaquil y realizaron una revisión minuciosa de los pasajeros y equipajes. La actitud nerviosa y evasiva de un extranjero les hizo sospechar algo inusual, por lo que lo trasladaron hasta el área de registro.

Procedimiento. Los uniformados ordenaron al can ‘Siga’ para que olfatee al sujeto y su equipaje, y de inmediato recibieron la alerta positiva en una mochila de varios colores. Tras realizar una inspección descubrieron que el equipaje tenía una estructura con doble fondo, en donde ocultaba 24 envolturas cubiertas con cinta adhesiva en donde se ocultaban 785 pastillas, que luego de someterse a la prueba de campo correspondiente, dio positivo para alcaloide éxtasis.

Declaración. El mayor Ángel Vásquez, jefe de la Unidad Subzonal de Antinarcóticos de Imbabura, informó que después de realizar el pesaje respectivo, determinaron que se trataba de 338,7 gramos de éxtasis, lo que corresponde a un caso de gran escala, sancionado con una pena privativa de libertad que va entre 10 y 13 años, según el COIP.

“El ciudadano sospechoso fue identificado como William Yesid D., de nacionalidad colombiana, que no registra antecedentes penales en el país. Luego de informar el hecho al fiscal de turno, el sospechoso fue trasladado hasta el Centro de Detención Provisional de Ibarra, antes de ser puesto a órdenes de las autoridades competentes”, agregó el oficial.

Según las primeras indagaciones, la sustancia estupefaciente tenía una ruta Tulcán – Quito, y estaría destinada al microtráfico.

En poder del hoy detenido no se encontraron otras evidencias, según el reporte policial.

El detenido, identificado como William Yesid D., de nacionalidad colombiana y las evidencias, fueron trasladados hasta la Unidad Subzonal de Antinarcóticos de Imbabura.
Las pequeñas dosis estaban envueltas con cinta de embalaje, que fueron ocultadas en el doble fondo de la mochila del hoy detenido.