Un enemigo entre nosotros

El lupus es un enemigo que se encuentra entre nosotros y que si no es debidamente tratado puede causar daños irreversibles en el paciente. Una enfermedad que ha afectado incluso a la famosa Selena Gómez.El sistema inmunitario está diseñado para combatir las substancias ajenas o extrañas al cuerpo. En las personas con lupus, el sistema inmunitario se afecta y ataca a las células y tejidos sanos. Esto puede causar daño a varias partes del cuerpo como: articulaciones, piel, los riñones, el corazón, los pulmones, los vasos sanguíneos y el cerebro. Para la doctora, Karina Ruano, esta enfermedad puede afectar también a la autoestima de los jóvenes. “Al ser una enfermedad progresiva influye mucho en la calidad de vida del paciente generando un conflicto emocional”. Los síntomas varían mucho de una persona a otra y van desde afectación de la piel o articulaciones, al riñón o los pulmones. Su causa es desconocida. Se piensa que existe una predisposición genética sobre la que actúa algún factor ambiental que desencadena la enfermedad. No es, por tanto, una enfermedad contagiosa y la probabilidad de que padezcan los descendientes es del 5%. Cualquiera puede tener lupus, pero en la mayoría de los casos afecta a las mujeres. El lupus es más común entre las mujeres afroamericanas, hispanas, asiáticas e indígenas americanas que entre las mujeres caucásicas. “Este mal llega a personas desde los 15 hasta los 70 años con predominio siempre femenino, con relación 1-10”, dice la especialista sobre los posibles afectados por esta enfermedad. Los síntomas pueden aparecer y desaparecer. Cuando los síntomas aparecen se llaman brotes. Los brotes varían de moderados a fuertes. En cualquier momento pueden aparecer nuevos síntomas. Al hablar de un diagnóstico determinante no existe una prueba específica para diagnosticar el lupus. Obtener un diagnóstico puede ser difícil y puede tardar meses o años. Para obtener un diagnóstico, su médico deberá considerar, entre otras cosas: su historial clínico, un examen completo, pruebas de sangre, biopsia de la piel y biopsia de los riñones. Para contrarrestar esta enfermedad el médico elaborará un plan de tratamiento para atender sus necesidades. Adicionalmente se deberán comprobar con regularidad la eficacia del plan de tratamiento. Es importante llevar un informe al doctor inmediatamente en caso de que aparezcan nuevos síntomas y él será quien indique si es necesario modificar el tratamiento. RECOMENDACIONES Este problema afecta de muchas formas a los jóvenes, en especial, en su vida cotidiana. La doctora, Karina Ruano, para combatir esta enfermedad, poco conocida, recomienda: “El tratamiento debe ser de forma continua con hematología. Además es muy importante que se siga un manejo psicológico para evitar problemas emocionales producidos por esta enfermedad”. También enfatizó que es importante que no dejen su vida normal de lado pero que se cuiden por ser su condición muy delicada.