Un controlador murió aplastado por dos buses

aplastadoOTAVALO. Yaro Remigio Erazo Hermosa era uno de los controladores más carismáticos de la Cooperativa de buses 8 de Septiembre de Otavalo. De hecho se había ganado el respeto de sus colegas.

Antecedentes.  Estaba joven, el pasado 17 de septiembre había cumplido 20 años. Sus sueños eran grandes.  Pero ayer una impericia le cegó su vida. Se quedó atrapado entre dos buses.

Irreversible. De acuerdo al pronóstico de Luis Barahona, Erazo sufrió un fuerte golpe en el pecho, lo que terminó con su vida. Médicamente el suceso se lo conoce como  trauma de tórax  cerrado.
La unidad 19 de la Cooperativa Imbaburapak se encontraba en la parada del Mercado Copacabana recogiendo pasajeros. El bus cubría la ruta Trojaloma-Carabuela. Paralelo a esto, llegó Erazo en la unidad 17 de la cooperativa 8 de Septiembre. Eran las 15:25 y todo parecía normal. Hasta que llegó el minuto fatal. Repentinamente el bus ‘azul’, arrancó, rebasando al otro, Erazo intentó subir por la puerta trasera pero no pudo. Quedó atrapado entre las dos unidades lo que provocó la destrucción instantánea de su caja toráxica.  A pesar de los múltiples intentos por salvarle la vida en el Hospital San Luis, el cuadro clínico era irreversible.