Un buque encalló en Galápagos

cruceroUn buque cargado de víveres encalló ayer en las islas ecuatorianas de Galápagos, que forman parte del Patrimonio Natural de la Humanidad, sin que se haya registrado un derrame de contaminantes, informó el gobernador de esa jurisdicción, Jorge Torres.

 

PREVENCIÓN. “No hay derrame. Tomamos medidas preventivas porque está varado y aún no lo podemos reflotar”, dijo el funcionario a la AFP, añadiendo que la nave presenta una fisura en su estructura a causa del atascamiento.
Torres dijo que “el cuarto de máquinas está inundándose. Eso indica evidentemente que hay fisura, pero no sabemos de qué tamaño”. El barco carguero “La Floreana” encalló en la bahía Naufragio de Puerto Baquerizo Moreno, capital de la isla San Cristóbal, que integra el archipiélago de Galápagos ubicado en el océano Pacífico, a 1.000 km de la costa ecuatoriana. La embarcación lleva una carga de 1.400 toneladas de productos, que es retirada por precaución, así como 11.000 galones (50.000 litros) de combustibles, según el gobernador.

DAÑOS. En mayo pasado, el carguero “Galapaface I”, que transportaba 19.000 galones de diésel y 300 galones de lubricantes, quedó varado cerca de Punta Carola, también en San Cristóbal, sufriendo serios destrozos en su casco.
La situación llevó a las autoridades a declarar una emergencia en Galápagos a fin de liberar recursos económicos para retirar la nave y mitigar el impacto ante un posible daño ambiental. Tras ser reflotado, el “Galapaface I”, que transportaba productos contaminantes, fue hundido fuera de la reserva marina de Galápagos en julio porque representaba un riesgo de contaminación. En 2001, el buque “Jéssica”, de bandera ecuatoriana, naufragó frente a Puerto Baquerizo Moreno con unos 240.000 galones de combustible que se derramaron