Un aprendizaje para la vida con la creatividad de los estudiantes y docentes

pagina 8

Quito.- El aula de clase, definitivamente, no debe ser el único espacio para el aprendizaje de los estudiantes. Creatividad es lo que demostraron en la unidad educativa Liceo del Valle cuando los representantes y docentes de cuarto año organizaron el Circo Mágico.

Espectáculo. Acrobacias, bromas con payasos, música, magia y más números captaron la atención del público en el circo recreado por los estudiantes.
Patricio Cevallos, rector del Liceo del Valle, precisa que el aprendizaje está vinculado con las emociones y con la motivación.
“No puede haber aprendizaje si los niños son actores pasivos. Se necesita que los estudiantes y las familias intervengan en los procesos”.


Recalca que cuando se crean actividades como la de un circo, se generan aprendizajes significativos porque son los niños los que por estímulo y motivación hacen las cosas de una manera increíble.
En general, las actividades y procesos de aprendizaje tienen que ver con actividades en las que los chicos puedan vincularse directamente.


“Hay circos, zoológicos, hemos hechos espectáculos de coros, dramatizaciones, cualquier tipo de actividad en donde tengan una posibilidad de aprender fuera de la estructura formal o estructural de las aulas. La teoría conductivista, ligada al memorismo, quedó atrás. Los estudiantes no son solo receptores de conocimientos.
El constructivismo se aplica para que los estudiantes se conviertan en constructores de sus conocimientos, pero no solo en contenidos, sino creando espacios para que desarrollen habilidades de investigación y comunicación.

“Habilidades sociales, de autogestión, pensamiento y actitudes, que forman un perfil mucho más integral que aquella época en donde la educación tradicional se centraba exclusivamente en un desarrollo de temas”, enfatiza Cevallos.
Para aprender hay muchos espacios, no solo el aula de clase, porque los estudiantes pueden generar conexiones con el mundo real.

En el plantel los padres no son solo espectadores de los eventos, también son parte de lo que realizan los 550 estudiantes a los que se busca formar como buenas persona, más allá del aprendizaje académico.

Criterio

Como institución optamos por el bachillerato internacional, desde la sección maternal, porque es una educación para la vida. Desarrollamos habilidades disciplinares y transdisciplinares: Natalia Vergara, directora de la sección primaria del Liceo del Valle