Un año sin noticias del análisis del cráneo de Cajigas

cajigas

QUITO. El cráneo de un ciudadano colombiano que permanece en el Laboratorio de Criminalística de Medicina Legal y Ciencias Forenses, en Quito, ha causado el reclamo y la angustia de la familia de Francisco Cajigas Botina, quien, presuntamente, murió por ejecución extrajudicial cometido por los policías que lo detuvieron en Ibarra, el año pasado.

La semana anterior, los familiares de Francisco efectuaron un plantón en la Plaza de la Memoria, exteriores de la Fiscalía, para exigir que se entregue la cabeza de su pariente y así unirlo al cuerpo que se encuentra en la morgue de Pasto (Colombia). Los familiares de personas desaparecidas, agrupados en Asfadec, acompañaron en este acto a los Cajigas.

Ellos claman justicia y piden que se investigue el crimen de Francisco, y que se establezca a los responsables de este delito, del cual -insisten- son gendarmes.

Fidel Jaramillo, representante de la Comisión de la Verdad de la Fiscalía, explicó que ellos no pidieron la cabeza de Francisco Cajigas, sino los técnicos del Laboratorio de Criminalística, con el fin de analizar el golpe que presenta el cráneo para lo cual requieren de reactivos, de los cuales hasta el momento carecen.