Un adulto mayor recibe condena por traficar heroína

Tulcán. La sentencia lo fulminó. Wellington Ostaiza Zambrano, pasará por algún tiempo, detenido en el Centro de Rehabilitación Social de Tulcán.

Tiene 65 años y aseguró una vez más, tras escuchar su condena, que era inocente.

Condena. El Tribunal de Garantías Penales de Carchi, lo sentenció por tráfico y tenencia de sustancias sujetas a fiscalización. En su poder se encontraron 5.290 gramos de heroína que estaban camuflados en cápsulas que fueron encaletas en el vehículo que él manejaba.

Datos. Los hechos ocurrieron el 5 de mayo pasado en el control de la parroquia La Paz en el cantón Montúfar. Ostaiza manejaba un vehículo que según el proceso judicial, lo trajo desde Ipiales, Colombia.

El destino era la ciudad de Quito, pues él, había sido contratado en Santo Domingo de los Tsáchilas, ciudad donde vivía por dos amigos que le pagaron 150 dólares para que llegara hasta suelo colombiano y llevara el carro.

Normalidad. El vehículo aparentemente había sido comprado en una feria de carros en Ipiales. Todo parecía normal, pues Ostaiza sacó el vehículo de Colombia, lo ingresó a Ecuador por el puente de Rumichaca, pasó el Control Sur sin inconvenientes hasta llegar a La Paz, Montúfar donde cambió todo.

Personal de la Unidad Subzonal de Antinarcóticos del Carchi, realizaba un operativo de rutina en el lugar hasta que llegó Ostaiza. Ahí se le pidieron los datos e inspeccionaron el vehículo que a decir de los uniformados se notaba claramente que el vehículo había sido modificado.

Del especialista. “La carrocería tenía un aspecto claro de haber sido manipulada, por lo que revisar detenidamente, encontraron una caleta que guardaba cientos de envoltorios en forma de cilindro que tenía una sustancia café dentro, la misma que al ser analizada, dio positivo para heroína”, destaca el proceso judicial.

Sus palabras. “Me siento molesto, porque utilizan a las personas inocentes, esto no es culpa mía, pero yo estoy preso, mientras los verdaderos culpables siguen delinquiendo”, expuso el hoy condenado durante el proceso judicial.

Wellington Ostaiza de 65 años de edad, deberá pasar los próximos 10 años en el CRS-Tulcán.
En lo que va del año, la heroína es una de las drogas que más se ha incautado por los Agentes de la Unidad de Antinarcóticos.