Un 16% de los niños no son registrados en Ecuador

Un 16% de los niños que nacen o se encuentran en Ecuador no son registrados oficialmente de forma que las autoridades no pueden hacer seguimiento de su situación ni ofrecerles los servicios de asistencia alimentaria y salud.

La estadística la ofreció el secretario técnico de “Ecuador Crece sin Desnutrición Infantil”, Erwin Ronquillo, en un encuentro que tuvo lugar hoy en la ciudad de Cuenca, donde expuso un diagnóstico de las atenciones a personas en condición de pobreza y pobreza extrema.

Ronquillo lamentó que “16 de cada 100 niños no están siendo registrados”, por factores como la pandemia, pobreza o parto desinstitucionalizado, indica un comunicado de la Presidencia. “Esto es muy grave, porque estos menores no pueden ser atendidos, no podemos llegar a ellos con ayudas y programas sociales”, recalcó.

Para cerrar las brechas de desigualdad, informó, se ha presentado junto al Ministerio de Salud Pública (MSP) proyectos que tienen como meta cubrir el 90 % de atenciones en salud al 2025, especialmente en la zona rural.

El Gobierno ecuatoriano abordó este viernes el que es uno de los principales problemas de la infancia, el de la desnutrición infantil, que afecta a uno de cada cuatro menores de cinco años.

El Comité Intersectorial para la Estrategia “Ecuador Crece sin Desnutrición Infantil”, creado por el nuevo Ejecutivo nacional, se reunió bajo el liderazgo del presidente Guillermo Lasso con el fin de revisar las acciones de prevención y erradicación del fenómeno.

“El presidente y el ‘Gobierno del Encuentro’ afrontan con decisión un problema que necesita coordinación intersectorial, interministerial y la participación de gobiernos desconcentrados, municipales y otras instancias”, sostuvo la ministra de Inclusión Económica y Social (MIES), Mae Montaño.

El Comité Interseccional revisa cada 15 días los avances emprendidos y define nuevas acciones, con la ayuda de 221 mesas en las cuales se aborda de forma pormenorizada las necesidades de cada cantón en cuanto a provisión de alimentos, control de salud, agua y saneamiento, adquisición de medicinas, control de madres gestantes, entre otras.