U.E San Vicente Ferrer, una década de servicio educativo

Ibarra. Una década ha transcurrido desde aquel día cuando la unidad educativa San Vicente Ferrer abrió las puertas en la antigua casa religiosa, para labrar su camino al servicio de la comunidad educativa de la ciudad.

Actividades. El padre William Reyes, rector de la institución, comentó que este aniversario es sumamente importante pues a la par conmemoran los 600 años de la muerte de San Vicente Ferrer, santo protector de la unidad educativa.

Es por esto que durante todo un año se han programado diversas actividades culturales, académicas y deportivas para festejar junto a toda la ciudadanía. Para marzo del próximo año se tienen previsto uno de los evento más importantes, se trata de un conversatorio sobre la vida y obra del santo Ferrer y que contará con la presencia de personas conocedores de este tema.

Consolidarse. El año de celebración ha sido denominado por el consejo ejecutivo de la institución como “El año del Jubileo”. El rector dice que esta consigna nace de la fe e implica un tiempo de perdón y esperanza. Además, la institución quiere consolidarse este año como un referente en servicio y educación integral para los niños y adolescentes de la zona norte del país. “También queremos, desde la fe, apuntar al desarrollo del país”, dijo Reyes.

Un poco de historia. La unidad educativa funciona en el antiguo convento de Santo Domingo. Empezó por una orden del padre Tito Murcia al padre Miguel Vega, quien identificó que el lugar estaba destruyéndose debido a que ya no se usaba para los fines de acogimiento espiritual. Sin embargo, la primera idea de Vega fue crear un albergue o un asilo, aunque en las conversaciones que mantuvo con miembros de otras comunidades religiosas y con los mismos moradores del sector, le sugirieron crear una unidad educativa.

Así fue como se dio paso al pedido y el lugar pasó a prestar servicios educativos.

Desde ahí empezó todo un proceso importante de remodelación y adecuación de los espacios. “Significó todo un trabajo de remodelación. Además nació con la nueva reforma educativa”, recordó el rector.

Antiguo zoológico. Antes de este proyecto, aquí también funcionó el zoológico de Santo Domingo que la gente recuerda con cariño este lugar.

“Cuando era niño me encantaba ir a ese lugar porque había muchas especies que nos recordaban lo importante que es la naturaleza. Creo que algunas generaciones tendrán los mismos recuerdos pues era una visita que hacíamos con la familia”, dice Alberto Salazar.

Según se pudo conocer, tras la decisión del cierre del zoológico, las especies fueron trasladadas a diferentes sitios.

Educación. En la parte educativa, la institución tiene solamente un paralelo por año. Desde inicial hasta el tercero de bachillerato se maneja una educación personalizada pues a criterio de sus autoridades, es importante para el correcto desarrollo de los estudiantes y para que los docentes puedan hacer un seguimiento a cada uno de los niños y adolescentes que se forman diariamente.