Turismo rural, una alternativa en Imbabura

En este tiempo de pandemia, donde la curva de contagios sube y baja de forma constante, dando lugar a medidas de control por parte de las autoridades, como limitaciones a la movilidad, las personas han encontrado en el turismo rural una alternativa.

Esta actividad ofrece una buena oportunidad para poner en pausa las actividades diarias y el estrés que se genera. Pone a la orden hospedaje en zonas apartadas o estancias preparadas para el disfrute de la naturaleza, el aire puro y los paisajes, que, en Imbabura, es lo que más hay, considerando que se trata de uno de los Geoparques Mundiales de la UNESCO.

En este sentido, la pandemia del coronavirus también puso a prueba la iniciativa de los emprendedores turísticos. En Imbabura, la Prefectura observó crecer el interés de las organizaciones comunitarias por ser parte del Programa de Incentivos a las Iniciativas Productivas que se puso en marcha, en la administración del prefecto Pablo Jurado.

Durante esta compleja temporada, los emprendedores no se han cruzado de brazos, al contrario, han seguido trabajando para fortalecer la oferta turística, adaptándose a la nueva realidad que vive el país y el mundo, debido a la amenaza del virus de la covid-19.

El organismo provincial, junto a la Comisión de Turismo de Imbabura, continuó dando apoyo para enfrentar la crisis. Para ello, se formularon alternativas de capacitación y sensibilización y, a la par, se impulsó proyectos relacionados con la actividad de la industria sin chimenea.

Para Arturo Mier, jefe de Turismo, Artesanía y Cultura de la Prefectura, “este tipo de turismo combina el esparcimiento del campo, la salud y la cercanía, como los elementos importantes para el bienestar y distracción ante el distanciamiento físico que se ha puesto en práctica con motivo de la emergencia sanitaria. A medida que las autoridades van liberando ciertas actividades, lo primero que busca la gente es estar distante. Ahí, el turismo en áreas rurales muestra cierta comodidad, ya que los entornos con poca densidad de personas generan tranquilidad”.

En estos días, el organismo provincial prepara la colocación de señalética de orientación turística en sitios claves que son visitados constantemente. También alista la ubicación de paneles en los geositios identificados. Estos irán con diseños especiales, información geológica y mapas.

Por otra parte, continúa el proceso de capacitación a las comunidades y actores turísticos de las zonas en donde se encuentran estos geositios, con el objetivo de que puedan aprovechar la ventaja de residir cerca, poniendo en práctica iniciativas de servicio y ofertas turísticas para los potenciales visitantes.