El turismo, una esperanza para la gran reactivación en Otavalo

Otavalo.- Con la finalización del estado de excepción por la pandemia de Covid-19, en la parroquia San Rafael de la Laguna le apuntan al turismo para la reactivación económica de la localidad.

Dos sitios turísticos comunitarios ubicados a orillas del lago ya abrieron sus puertas y se espera que en los próximos meses concluya la primera etapa de la ciclo ruta alrededor del Imbakucha, obra que atraviesa por cuatro comunidades.

Proyecto
“Las comunidades se han empoderado de este proyecto”, dijo Alberto Cachimuel, presidente del Gobierno Parroquial de San Rafael, destacando el trabajo a base de mingas, que los habitantes de San Miguel, Cuatro Esquinas, Cachiviro y Huaycopungo iniciaron para conectar la ciclo ruta alrededor del lago, que en su primera etapa une a las parroquias Eugenio Espejo y San Rafael.

Comunidades
“La gente está entusiasmada de que este proyecto salga adelante y en cada uno de sus territorios están comprometidos en realizar las mingas pertinentes, cumpliendo los protocolos de bioseguridad, para de esta manera hacer realidad este sueño”, señaló Cachimuel.

La ciclo ruta recorrerá aproximadamente siete kilómetros entre los límites con las parroquias San Pablo y Eugenio Espejo. En esta última, las comunidades ya han trazado la mayor parte de la ciclo ruta y en varios sectores se construyen tapiales en los extremos de las vías.

La obra es una iniciativa de la municipalidad de Otavalo y requiere de una inversión de 300 mil dólares. “Como GAD’s y comunidades están presupuestados cerca de 80 mil dólares correspondientes a los rubros de mano de obra”, explicó el presidente del GAD parroquial.

El turismo
En la comunidad Cachiviro, el Muelle Flotante cumplió su segunda semana de reapertura. Visitantes, la mayor parte provenientes de la ciudad de Quito, llegaron en buen número durante el fin de semana.

Para los 32 socios de la organización de emprendedores turísticos comunitarios, el paso de la ciclo ruta será un atractivo más que permitirá fortalecer el turismo en el cantón y dinamizar la economía local.

Diana Criollo, emprendedora del Muelle Flotante, manifestó que la obra permitirá que más visitantes conozcan la belleza natural de esta comunidad. “Aquí tenemos una hermosa vista al Tayta Imbabura, Mama Cotacachi y al cerro Cusín, disfrutando de la tranquilidad que brindan las aguas del lago. Esto es lo que más atrae a los visitantes”, explicó.

El director de Seguridad Ciudadana de la municipalidad, Marcelo Burbano aseguró también que con el “desfogue de turistas de la ciudad de Quito e Imbabura”, los sitios turísticos como el Parque Acuático de Araque, Kuchapunku y el Muelle Flotante, de San Rafael se han convertido en un lugar predilecto de visita. “Estamos motivando para que el resto de parroquias que están alrededor de la cuenca del lago también ofrezcan productos a los turistas”, resaltó.

Comercio local
Para Jaime Granizo, visitante quiteño, llegar a estos espacios, además de permitir respirar un aire más limpio, dan la oportunidad de aportar con la economía de las comunidades. “Ha sido una pandemia que nos sorprendió a todos, pero debemos seguir adelante porque todos los ecuatorianos somos hombres de lucha. Tenemos lugares muy bonitos en nuestro país, aprovechemos estas salidas siendo responsables”, acotó.