El turismo del norte busca resurgir tras la pandemia

Con un taller virtual sobre la reactivación del turismo del norte y de la parte económica en Imbabura que se realiza en junio  ya se empieza a planificar lo que será el reinicio de esta actividades en la región.

Triste panorama
En Imbabura y Carchi dos provincias turísticas por naturalezas también sienten esa baja. Carlos Andrés Orozco, coordinador zonal 1 de Turismo, reconoció la problemática pero también dio buenas noticias al respecto.

“Desde el inicio de la emergencia lo que hemos hecho desde el ministerio de turismo es tener acercamiento con varios sectores del sector. A través de estas reuniones hemos podido identificar las necesidades que el sector turístico ha tenido que enfrentar durante estos meses”, explicó el funcionario.

De los doce cantones que conforman a las dos provincias, solo tres (Ibarra, Pimampiro y Montúfar) cambiaron al color amarillo.

El resto de ciudades se mantendrán hasta mediados de este mes. “El cambio de semáforo no habilita las actividades colectivas. Es el COE Nacional la que autoriza la reactivación de las actividades colectivas a través de planes pilotos, que es lo que pasará en el sector del turismo”, acotó Orozco.

Protocolos de seguridad
Los hoteles deberán cumplir con un riguroso plan de seguridad para minimizar el riesgo de contagios.

Desde el ingreso a los lugares de alojamiento, se debe cumplir varias medidas como: verificar que todos los huéspedes entren usando una mascarilla.

Tomar la temperatura a quienes ingresan a los establecimientos, tener dispensarios de alcohol y gel. Además de entregar los equipos de protección, como mascarillas y gafas, al personal de trabajo entre otros.

Según cifras del Banco Central del Ecuador, el ingreso de divisas por concepto del turismo receptor ascendió a 2287,5 millones en 2019, el 2,24% del producto interno bruto (PIB) del país de ese año. En el caso de Imbabura las pérdidas para el sector turístico superaría los 15 millones de dólares, cantidad similar en la provincia del Carchi.

Cifras nacionales
Las estimaciones indican que los ingresos en la industria turística se reducirán este año el 70 % comparado con el 2019. La situación se da en un país que de por sí no aprovechaba su potencial turístico en comparación con las naciones vecinas.

“Es un momento importante los que viviremos luego de la pandemia. Esperamos que todo mejore”, vaticinó Jorge Rivera, promotor turístico de Carchi.

La tasa de crecimiento del año pasado fue del 4,3 %, según la ministra de Turismo, Rosi Prado de Holguín, quien refiere que solo en marzo las pérdidas del sector superaron los 250 millones de dólares. Hay expectativa por este resurgir.