Túnel del metro de Quito llega al sitio más sensible, el Centro Histórico

Quito.- La tuneladora Luz de América, de procedencia alemana, llegó este miércoles a la estación San Francisco del Metro, ubicada en el centro histórico de Quito, debajo de una iglesia del mismo nombre que data del siglo XVII.

Con este tramo, cuya perforación inició el 15 de mayo en la Estación Solanda, del sur de la capital, la obra civil está avanzada en un 68% y ya cuenta con 13 de las 15 estaciones que tendrá, con lo cual deberá aliviarse el tráfico en esta urbe.

El Gerente de Metro de Quito, Mauricio Anderson, aseguró que se ha logrado con ingeniería de alta tecnología. “La estación será la puerta de llegada de todos los pasajeros al centro histórico de Quito que ha sido avalado por el comité de patrimonio Mundial de la Unesco”, acotó.

El alcalde de Quito, Mauricio Rodas dijo que se retiraron las 107.695 piedras de la Plaza de San Francisco y se volvieron a colocar en donde estaban, preservando la riqueza patrimonial, y también destacó la generación de empleo en la construcción de la obra.

“Gracias a la construcción se han generado cerca de 15.000 fuentes de empleo entre directos e indirectos y hasta finalizar obra se calcula que se generarán 20.000 empleos”, aseguró Rodas.

El representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Fernando Quevedo, puntualizó que es un proyecto emblemático porque será crucial para el funcionamiento futuro de la ciudad y el impacto ambiental.

El BID otorgó USD 450 millones para financiar el Metro y está dispuesto a continuar apoyando.

“El sistema de cobros, las rutas, que hace falta redistribuir para apoyar de mejor manera esta obra, pero tengan plena certeza que cuando requieran, vamos a acompañar para que esta obra siga”, destacó Quevedo.

La representante del Banco Mundial, Indu John-Abraham, dijo que el organismo entregará USD 230 millones que complementan el financiamiento de los USD 205 millones ya aprobados en 2013 para el Metro, que aportará significativamente el desarrollo de esta capital.

Resaltó que el Metro mejorará la conectividad y la inclusión de comunidades para acceder a servicios sociales, como salud y educación y que la obra permitirá el acceso a personas con discapacidad.

El delegado del Banco de Desarrollo de América Latina (antes CAF), Bernardo Requena, dijo esta será “otra ciudad” cuando el sistema de transporte empiece a funcionar y representará 800 plazas de empleo permanentes cuando entre en operación.

“Va a significar USD 50 millones menos en consumo de gasolina; 60.000 toneladas de C02 que van a dejar de ser emitidas; 34 minutos de ahorro en promedio para cada uno de los quiteños que tome el metro”, explicó.

Dijo que está previsto para el 17 de julio aprobar USD 152 millones para financiar la obra.

La ministra de Industrias, Eva García, indicó que es una obra pionera en el país, que genera inclusión, empleo, polos de desarrollo económico en cada estación y mejoramiento de la calidad de vida de los ciudadanos.

Se prevé que la obra concluya el primer semestre de 2019 y entre en operación en el segundo semestre para las pruebas respectivas.