Tulcán, una ciudad de tránsito y parada para los venezolanos

venezolanos

TULCÁN. Hasta el Consejo Cantonal de Protección de Derechos de Tulcán llegan venezolanos por temas de vulneración de derechos o en busca de ayuda para conocer las rutas que deben tomar para su permanencia en Ecuador. Según el Ministerio de Relaciones Exteriores se atienden cerca de 40 solicitudes de refugio por mes.

Desde San Antonio-Venezuela a Ipiales-Colombia hasta llegar al puente internacional Rumichaca, algunos sellan el pasaporte y otros de forma irregular ingresan a Tulcán, frontera norte en Ecuador, en un recorrido que toma de cuatro a cinco días en bus. Quienes llegan de forma regular tiene su destino claro entre Quito, Guayaquil, Cuenca o Manabí.

Los salarios bajos, la inseguridad la escasez de alimentos, medicinas, el miedo y la situación política son algunas de las causas que obliga a los venezolanos a migrar y muchos de forma ilegal.

En un departamento viven hasta cinco familias venezolanas, muchos duermen el en piso, no tienen cocina, ni alimentos para servirse. Oscar, (identidad protegida) llegó a Tulcán hace cuatro meses junto a su esposa en estado de gestación y sus dos hijos, todos de forma irregular. “Pregunte quien me puede ayudar, necesitaba donde dormir y alimentos para mi esposa e hijos. Gracias a la solidaridad de personas que conocieron mi caso hoy cuento con lo básico para vivir en condiciones, incluso mis hijos ya están estudiando”, dice Oscar mientras sonríe.

Con una recién nacida en casa, Oscar busca la forma de llevar el pan del día. “Es muy complicado encontrar trabajo en Tulcán, por eso me dedico a vender confites, muchos hermanos venezolanos nos decidamos al trabajo informal. En mi caso, estoy muy agradecido con la gente que valora mi trabajo y compra mi producto, si no fuera por ellos créame que no podría dar de comer a mi familia, tengo tres hijos y mi esposa que también me ayuda,” indicó.

Su caso no es el único, pese a que Ecuador no acoge a personas venezolanas por solicitud de refugio, sino que otorga la visa Mercosur, que es un acuerdo entre países de América del Sur que busca mejorar la calidad de vida de los habitantes en negocios, trabajo, estudio, inversión y turismo por un periodo amplio de tiempo dos años, según a datos del Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, en Tulcán atienden al mes entre 30 a 40 solicitudes de refugio de personas venezolanas, de las cuales hasta la fecha solo dos solicitudes han sido aceptadas. Desde agosto estos casos disminuyeron en Tulcán, pero aumentaron en la cuidad de Ibarra con 17 pedidos por mes.

De acuerdo al Ab. Pedro Ruiz, Miembro principal de la JCPDT, hasta la institución han llegado varios casos de vulneración de derechos en temas de educación, salud, acogimiento e información sobre las rutas y protocolos que deben seguir respecto a su situación dentro del país. “Todos los casos han tenido una respuesta positiva, los niños, niñas y adolescentes han sido insertados en Unidades Educativas y hoy pueden estudiar.

De igual forma en el tema de salud, dos mujeres en estado de gestación que, por su condición de irregulares, no fueron atendidas en el Centro de salud, la Junta tomó las medidas pertinentes para que se respete los derechos establecidos en la constitución de Ecuador y de más leyes para un extranjero, más aún al tratarse de un grupo de atención prioritaria”, agregó el funcionario.

En lo que va del año se estima que más de 16.000 ciudadanos venezolanos ingresaron a Ecuador de manera regular y al parecer un número igual no cuenta con papeles, según informa la Organización de venezolanos en Ecuador con sede en Quito.