Tulcán pasa de semáforo amarillo a semáforo verde

El COE cantonal emitió este lunes 23 de agosto  nuevas resoluciones frente a la pandemia, después de la reunión sostenida en horas de la mañana y basándose en el informe epidemiológico de contagios en la ciudad y la capacidad operativa del Hospital Luis G Dávila.

Según Geovanna Polo, la Secretaria del COE cantonal de Tulcán, este pasa de semáforo amarillo a verde. “Este semáforo verde no significa una apertura total o una flexibilidad completa a las medidas, simplemente es una medición de los resultados favorables que trajo la implementación del semáforo amarillo”, agregó la funcionaria.

Además también numeró las medidas restrictivas que se mantendrán a partir de hoy entre las que subrayó:

Primero se exhortó a la comunidad de Tulcán a cumplir estrictamente con las medidas de bioseguridad como el uso de mascarilla, ventilación y aseo de manos.

Se va a actualizar todos protocolos de apertura de restaurantes diferentes a las emitidas en septiembre del 2020 con el retorno a “la nueva normalidad”.
En el tema de bares y centros de diversión nocturna estos se mantendrán cerrados en semáforo verde hasta que se haya cumplido con todo el esquema de vacunación dentro de los 100 días.

Por otro lado, en días pasados un grupo representado por propietarios de bares y restaurantes de Tulcán interpuso una acción de protección en la Unidad Judicial penal frente  las resoluciones emitidas por el COE cantonal,  el pasado 29 de julio, aduciendo que las medidas restrictivas  “afecta a la libertad de trabajo”.

Dicha acción de protección recibió este lunes 23 de agosto una respuesta negativa fallando a favor del COE cantonal, así lo anunció  Nataly Polo, procuradora síndica del GAD de Tulcán.

“Se ha determinado que las medidas que ha implementado el COE cantonal hasta la actualidad no han sido medidas restrictivas sino que van  en favor de la salud y la vida de los ciudadanos y que estamos totalmente facultados para ejercerlas y se ha respetado los derechos a la igualdad y al trabajo y se ha precautelado la vida de los tulcaneños, afirmó la procuradora.