Tulcán e Ipiales son parte de la historia de Montalvo

Tulcán. Estudiantes de la Unidad Educativa Tulcán, y otras instituciones invitadas, participaron del mu seo itinerante La Casa de Montalvo con el fin de acercar a los jóvenes de esta provincia a la obra y legado del escritor ambateño.

Cecilia Valdés, directora académica de La Casa de Montalvo, llegó desde Ambato y compartió por dos días con varios grupos estudiantiles. “Estamos tratando de dejar el mensaje de libertad, justicia y dignidad que prevalece dentro de su obra”, precisó.

Los jóvenes pudieron conocer a través de fotografías los pasajes de la vida del pensador ecuatoriano, además se trajo una réplica de la figura de cera del escritor que se exhibe en Am-bato. La importancia de este personaje que publicó importantes ensayos y novelas es tal que el Ministerio de Educación incluyó la Cátedra Montalvina en el currículo nacional. La Feria del Libro acercó a los jóvenes la producción literaria existente.

Iniciativa. Para Andrea Bolaños, docente del área de Estudios Sociales de la Unidad Educativa Tulcán, la idea del museo itinerante nació en el marco de festividades de los 75 años del establecimiento. “Tulcán e Ipiales son lugares donde se refugió Montalvo cuando estuvo exiliado en la época de García Moreno e Ignacio de Veintimilla. “Él calificó a Ipiales como la Ciudad de las Nubes Verdes y ahí escribió una de sus obras más importantes”.

Para la docente, es necesario que los jóvenes conozcan más acerca de los aportes de escritores nacionales que hicieron parte de su historia en esta frontera. Para estudiantes como Mónica Vallejo a través de la Cátedra Montalvina los jóvenes se familiarizan con sus ideales libertarios.

Mónica resalta las ideas que en torno a la justicia defendió Montalvo toda su vida.

Estudiantes realizaron una dramatización como parte del museo itinerante de Juan Montalvo.
Cecilia Valdés, de La Casa de Montalvo,, expone las fotografías de pasajes de la vida del escritor ambateño.