Tsipras: “No conseguimos el resultado que esperábamos”

pag-17Grecia celebrará elecciones anticipadas por segunda vez este año, después de que el primer ministro, Alexis Tsipras, anunciase su dimisión y la justificase en la necesidad de que el pueblo legitime el tercer rescate pactado con los socios europeos.
“Mi mandato del 25 de enero ha vencido. Ahora el pueblo debe pronunciarse. Ustedes con su voto decidirán si negociamos bien o no”, dijo Tsipras en un mensaje en la televisión pública.
El primer ministro indicó que es el turno de los ciudadanos de decidir mediante el voto “quién debe conducir a Grecia al camino difícil, pero con esperanza, que se abre”, además de qué fuerza política “negociará mejor la reducción de la deuda”.
Reconoció que esta cita con las urnas se produce ante la necesidad de legitimar un acuerdo que no cumple las promesas que su partido, el izquierdista Syriza, realizó antes de las elecciones del 25 de enero pasado. “No conseguimos el resultado que esperábamos, tampoco nos trataron como esperábamos, pero, dada la situación, conseguimos lo mejor posible”, aseguró.
Tsipras pidió a los griegos “un mandato fuerte” para lograr “un Gobierno estable”, en línea con “la sociedad que quiere reformas progresistas”. Tras anunciar su dimisión, se reunió con el presidente de la República, Prokopis Pavlópulos, para presentarle formalmente su renuncia e iniciar el proceso previsto por la Constitución.

PREVISIÓN
Pavlópulos encargará a Tsipras la formación de un nuevo Gobierno en un plazo de tres días, a lo que éste ya ha dicho que renunciará. Entonces Pavlópulos hará este encargo al presidente del principal partido de la oposición, la conservadora Nueva Democracia, y, en caso de fracasar, al líder de la tercera fuerza, el neonazi Amanecer Dorado, Nikolaos Mijaloliakos. “No se perfila la posibilidad de formar un Gobierno de amplio apoyo. Por eso, le pido nombrar, lo antes posible, un Gobierno de transición, presidido por uno de los presidentes de los tres tribunales supremos”, dijo Tsipras a Pavlópulos.
En una rueda de prensa convocada tras la dimisión de Tsipras, el líder de Nueva Democracia, Vangelis Meimarakis le acusó de “burlarse del pueblo, de los socios europeos, de todos”. Anunció que se reunirá con el resto de líderes políticos, entre ellos el presidente de Amanecer Dorado. En función de lo que se alargue este proceso, se fijará la fecha de los comicios. Hasta ahora Nueva Democracia había mostrado su rechazo a la celebración de elecciones, ya que las últimas encuestas le otorgan un claro segundo puesto frente a Syriza. (DAGP)