Trump: ¿temor económico o militar?

El jueves pasado Irán derribó un avión estadounidense no tripulado. Un portavoz oficial iraní declaró que al momento del incidente el dron estaba sobrevolando su espacio aéreo. Washington replicó que el aparato estaba sobre aguas internacionales y que su abatimiento había sido un grave error de Irán, una agresión por la que deberían pagar caro. Un general iraní manifestó que ellos no buscan la guerra pero que están dispuestos a defenderse de cualquier ataque.

El mundo entero esperaba la réplica del enfurecido Trump pero ésta afortunadamente no llegó. El mismo Trump –en modo twitter- aseguró que Estado Unidos había planificado una dura respuesta militar pero que cuando preguntó cuántas personan morirían en la incursión y le dijeron que serían unas 150, consideró que era desproporcionado matar a tantos a cambio del derribo de un artefacto no tripulado. Trump suele amenazar de manera exagerada, pero esta marcha atrás resultó en alguna interpretación de debilidad. Tal vez sea así.

Geográficamente Irán tiene ubicación estratégica. Controla el estrecho de Ormuz por el cual pasan los buques cargueros que transportan alrededor del 16% de la oferta mundial de petróleo. Bloquearlo pondría en jaque a las principales economías desarrolladas. El precio del crudo se dispararía en los mercados, igual que el de las gasolinas. ¿Quizá fue eso lo que hizo retroceder a Trump?