Trotamundo en el fútbol a nivel barrial

Ibarra. Amparito Peña, desde los 14 años de edad empezó a jugar fútbol y, desde entonces, se enamoró del rey de los deportes y empezó a recrearse y disfrutando en cuanto torneo le es posible. Por ese motivo, se ha transformado en una de las trotamundos del balompié femenino a nivel barrial en la provincia de Im-babura.

Historia. Amparito fue ganando experiencia jugando todo tipo de modalidades de este deporte, entre ellas fútbol 11, fútbol 9 e indorfútol. Además observando la característica de juego de su futbolista favorito. Se trata de Iván “Bam Bam” Hurtado, ya que se desempeña en la posición que lo hizo el histórico tricolor.

“Me identifico con Iván Hurtado porque fue un jugador profesional de los que se ponía el equipo al hombro, como comúnmente se dice. Era un líder de la zaga de la Selección Ecuatoriana de Fútbol y, así, me gusta jugar a mí, ordenado al equipo desde atrás”, mencionó Amparito.

Su oficio diario. La artesana de profesión, quien trabaja confeccionado uniformes, ha paseado su talento por varias ligas del cantón. Por ejemplo, ha jugado en filiales como La Esperanza, Jesús del Gran Poder, Las Palmas, La Dolorosa de El Priorato y, en la actualidad, forma parte de los registros de la Liga Alpachaca.

También ha tenido la oportunidad de jugar varios Interligas de fútbol femenino y ha sido seleccionada de la provincia en más de una ocasión. Por esa razón y su amor al fútbol, ha actuado en provincias como Guayas, Manabí, Pichincha, Sucumbíos, Chimborazo, Tungurahua, entre otras.

Reacción. “Jugar este deporte es lo mejor de mundo. Cuando una está en la cancha se desestresa, pero lo más importante es que se hace buenos amigos”, mencionó Amparito Marilú Pe-ña, quien aspira seguir jugando fútbol por muchos años más.