Tributo para un referente afro en Mira

Wilson Esequiel Sevilla Lara, es un hombre diferente. No solo por escribir su nombre con ‘S’, sino por todo lo que aporta a la cultura afrodescendiente. De sus manos ha logrado elaborar más de mil tambores, el principal instrumento musical para disfrutar de este género.

El referente afro, fue reconocido por el Municipio de Mira por todo su aporte a la Bomba, género musical autóctono originario del Valle del Chota. La entidad seccional develó un monumento en su honor por todo el aporte y las enseñanzas que ha entregado a lo largo de su vida.

Don Wilson como lo llaman sus amigos cercanos, vive junto a su esposa Melva España en La Comunidad San Juan de Lachas en la parroquia Jacinto Jijón y Caamaño.
Es en este lugar donde heredó de su padre el conocimiento de poner el ritmo y marcar el compás de este género musical. Sus inicios fue con los grupos de la cuenca baja y alta del río Mira.

La Bomba parece un simple tambor. Ese instrumento que lo patentó don Wilson tiene un encanto singular. Esa peculiaridad que está hecha de piel de chivo y el tronco de un árbol, todo unido por finas cuerdas.

Para él, sus materiales aluden conceptualmente a los cuatro elementos de la naturaleza: la sangre del chivo y el proceso de secado de su piel representan al agua y al fuego, el tronco de árbol a la tierra y los orificios en el instrumento -que generan su particular sonido- al aire.

“Esequiel es un referente lleva más de 37 años a confeccionando los tambores de bomba con piel de chivo. Este monumento es un justo reconocimiento a su aporte a la música y cultura afro”, recordó Renán Tadeo, concejal de Mira.

La estatua está realizada en hormigón armado, tallado a mano con un acabado estilo bronce; sus medidas son de 2. 20 metros de alto por 1 metro de ancho, fueron alrededor de cuatro meses, el tiempo empleado en construir esta obra de arte.