Tribunal de Ecuador prohíbe difusión de libro sobre matanza entre indígenas

libro-okQuito.- Un tribunal de Ecuador prohibió hoy la distribución del libro “Una tragedia ocultada”, que relata y analiza las circunstancias de una matanza entre grupos indígenas de la Amazonía ecuatoriana denunciada en marzo.

La prohibición fue dada a conocer durante la presentación del trabajo de investigación, obra de la periodista ecuatoriana Milagros Aguirre y del sacerdote español Miguel Ángel Cabodevilla, que tuvo lugar en la sede de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) en Quito.

La resolución, dictada por la Unidad Judicial de Violencia contra la Mujer y la Familia de la Corte Provincial de Justicia de la provincia de Pichincha, prohíbe “la circulación y difusión” de la obra y, en particular, de la fotografía que aparece en la invitación distribuida para el acto de presentación.

La fotografía, sin embargo, no aparece en el libro, explicó a Efe Aguirre, quien, al igual que Cabodevilla, fue citada con anterioridad por la Fiscalía para que entregara la información y los documentos que posee sobre los hechos.

“Una tragedia ocultada” cuenta los sucesos ocurridos en marzo, cuando miembros de la etnia taromenane, en aislamiento voluntario o no contactados, habrían sido asesinados por indígenas waorani, quienes también raptaron a dos niñas como venganza por la muerte de dos ancianos de su comunidad.

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, admitió en agosto que poco ha avanzado la indagación sobre el caso, que calificó de “extremadamente difícil” porque uno de los clanes vive en la selva en aislamiento voluntario.

Según dijo entonces, organizó “una comisión que investigue el caso y que, sobre todo, dé sugerencias para que no vuelva a ocurrir” un hecho como este.

El libro de Aguirre y Cabodevilla, sin embargo, plantea que “las medidas cautelares fallaron” y no se pudo evitar la tragedia, explicó la primera, quien indicó que los autores aún no han tomado una decisión en relación con el requerimiento judicial recibido.

La presentación del libro y la prohibición de su publicación se producen en momentos en que la Asamblea Legislativa debate una disposición del presidente ecuatoriano para explotar el subsuelo de una parte del Parque Nacional Yasuní para extraer crudo que podría generar unos 18.000 millones de dólares.

Grupos ambientalistas y colectivos sociales reclaman una consulta popular sobre el tema, al tiempo que advierten que la explotación petrolera podría afectar a grupos indígenas que viven en aislamiento voluntario y que podrían estar en la zona.