Tres mineros condenados con la máxima pena

Ibarra. La fiebre minera inició en Imbabura a finales de 2017. Miles de sacos con rocas de cuarzo con material aurífero empezaron a ser incautados en las distintas vías de la provincia, sin embargo hasta la actualidad, los mineros no han detenido su trabajo en el sector de El Triunfo, perteneciente a la parroquia de Buenos Aires, en el cantón Urcuquí.

Desde que iniciaron los operativos para intentar frenar este delito decenas de mineros fueron cayendo a diario mientras transportaban en vehículos de todo tipo el preciado material rocoso.

Cifras. En 2018 la Policía Judicial de Imbabura confirmó que se detuvieron a 409 personas y en lo que va de 2019 ya han sido investigados 57 implicados.

De estos 466 procesados, sólo 91 fueron encarcelados con orden de prisión preventiva. En la mayoría de los casos los implicados se cogieron al procedimiento abreviado, por lo que recibieron un tercio de la condena establecida, que no sobrepasaría un año de prisión.

Desde el 1 de enero de 2018 hasta ayer, las autoridades han decomisado 1 614 toneladas de material aurífero, 252 vehículos relacionados al transporte y custodia del material. En dichos procedimientos también se han encontrado seis armas de fuego, 270 teléfonos celulares y 158 696 dólares.

Importante sentencia. La Corte Provincial de Justicia ratificó la condena más alta que se ha dado en el tema minero en la provincia de Imbabura. Una importante investigación a cargo del fiscal imbabureño, Edwin Anrrango, permitió que se desmantelara una red dedicada a la actividad ilícita de recursos mineros.

En este proceso estuvieron involucradas 11 personas, dos de ellas mujeres; seis de ellos recibieron sentencia, uno se acogió al procedimiento abreviado y cuatro fueron declarados inocentes. Luego de una amplia investigación sentenciaron a Yacenia Esperanza R., identificada como autora mediata, a Ángel Benigno S. y Marlon Andrés C., como coautores, a 9 años y cuatro meses de reclusión mayor. En el mismo caso se sentenció a Jorge Aníbal H., como autor directo a un año de prisión. Por su parte Mauricio Alexander Y. y Cristian Bolívar T., recibieron la pena de 3 años y 8 meses como cómplices, mientras que Johao Josué P., se acogió a un procedimiento abreviado y recibió siete meses de cárcel.

En el mismo proceso las autoridades declararon la inocencia de Melisa Mariela M., Luis Roberto S. y Sergio Alberto C.; mientras que Segundo Alberto S., fue sobreseído.

Los hechos. Uno de los más grandes operativos se realizó pasadas las 21:00 del jueves 8 de febrero de 2018. Un agente de la Dirección Nacional de Inteligencia de la Policía Nacional notó algo inusual al ver circular a dos camiones, dos camionetas y un vehículo en baja velocidad.

Al preguntarle a uno de los conductores el contenido de los camiones, mencionó que era agente policial y que transportaban droga para que sea destruida, pero las llantas enlodadas los delató de inmediato ante el miembro policial.

La versión del conductor no logró engañar al gendarme, quién enseguida dio aviso de la novedad al ECU 9-1-1 y se inició un intenso operativo. En el tramo entre la parroquias de La Esperanza y Angochagua se aprehendió a Marlon An-drés C., Luis Roberto S., Mauricio Alexander Y., Ángel Benigno S., Sergio Alberto C., Cristian Bolívar T. y Johao Josué P., quienes viajaban a bordo de los seis automotores.

Luego de verificar el material rocoso, determinaron que los sospechosos transportaban alrededor de 30 toneladas de material, dentro de cerca de 1 500 sacos de yute. Las evidencias fueron trasladadas hasta el Comando Provincial de la Policía de Imbabura, mientras que los implicados fueron puestos a órdenes de la autoridad competente. Luego de la audiencia de flagrancia el juez dictó la orden de prisión preventiva en contra de Marlon Andrés C., Mauricio Ale-xander Y., Ángel Benigno S., Sergio Alberto C. y Jo-hao Josué P., en calidad de autores y cómplices del delito. Mientras que Luis Ro-berto S. y Cristian Bolívar T., salieron libres con medidas cautelares.

Con la colaboración de uno de los procesados se vincularon al caso a la cabecilla de la organización Yacenia Esperanza R. y a tres personas más.

La noche del 8 de febrero de 2018, el material minero decomisado fue trasladado hasta el Comando Provincial de la Policía Nacional.
Los primeros involucrados en el proceso fueron detenidos en el sector de La Esperanza. Uno de los procesados era miembro del SENAE.
En el operativo que involucró a las 11 personas fueron decomisados un total de 1 500 sacos con rocas de material aurífero.