Tres ecuatorianos estarán en el giro de Italia

Ibarra. Tres pedalistas ecuatorianos serán parte del Giro de Italia que arranca el sábado próximo. A Richard Carapaz del Movistar Team, se suman Jhonatan Narváez del equipo Ineos y Jonathan Caicedo de Education First.

Richard Carapaz. Llega motivado tras su bicampeonato en la vuelta a Asturias. El corredor de El Carmelo asumirá el liderazgo del Movistar Team, junto al español Mikel Landa. Existe la posibilidad que Carapaz sea el capo del equipo, pues Landa sufre un problema en su pie derecho. A ellos se unen Andrey Amador, Lin Sütter, Héctor Carretero, Lluís Mas, Antonio Pedrero y José Joaquín Rojas.

Jhonatan Narváez. Lucirá el dorsal 166 del equipo Ineos exTeamSky. El corredor carchense debutará este año como profesional en una de las pruebas más exigentes del mundo. “Narváez y Caicedo van a aprender como lo hizo Richard, el año pasado. Ambos serán peones y tendrán que mostrarse. Los dos van a trabajar para los líderes de sus equipos”, explicó Paulo Caicedo entrenador de ciclismo en Carchi.

Jonathan Caicedo. Tam-bién hace su debut en el Giro de este año. Llevará el número 93 y es el único latinoamericano de los ocho corredores del equipo Education First.

Inició su carrera a los 15 años con el equipo amateur Panavial-Coraje Carchense, pero fue a los 20 que empezó a correr como profesional. Compartirá equipo con el italiano Sacha Modolo, los norteamericanos Nathan Brown, Joe Dombrowski, el inglés Hugh Carthy, los holandeses Moreno Hofland, Julius van den Berg y el estonio Tanel Kangert.

Exigencia extrema. Habrá hasta tres CRI: la del sábado 11 para abrir la carrera en Bolonia -8 km, subiendo las duras rampas de San Luca-; la más exigente, el domingo 19 (novena fracción), con 34 km en continuo ascenso desde la costa adriática (Riccione) hasta San Marino; y la decisiva del domingo 2 de junio en Verona, con 17 km que cubren, al revés que en históricas citas mundialistas, el circuito de Torricelle.

Resistencia. En los primeros once días de carrera habrá, aparte de las dos primeras contrarreloj, días con bastantes ascensos y hasta tres jornadas ‘de seis horas’ de subida cercanas a los 240 km.

Antes del segundo descanso, el Giro homenajeará a Il Lombardia (domingo 26) subiendo Ghisallo, Colma di Sormano y Civiglio antes de llegar a Como. La expectativa del país se centra en la participación de los tres pedalistas tricolores.