Tres deseos

raul-amaguanaAl comenzar este nuevo año, aprovecho de este espacio para extender mis más sinceros deseos de éxitos y felicidad en el 2014, a todos mis amigos, amigas, familiares, conocidos y ecuatorianos en general.


Tres cosas básicas es lo que clamamos como nuestros deseos más inmediatos y personales, con ocasión de cada nuevo año: primera y básicamente la salud, porque la salud física y espiritual debe ser el máximo logro del ser humano. En cuerpo sano y mente sana, la felicidad brota espontáneamente.
La segunda aspiración es amor, básicamente porque que el ser humano está predestinado a la convivencia afectuosa con otro ser humano. El hombre y la mujer necesitan de afecto, cariño y comprensión. El amor puede ser entendido en dos dimensiones, uno como un estado mental de afecto social, donde se incluyen valores como la solidaridad y la paz. Pero fundamentalmente el amor es entendido como una relación de atracción, compenetración afectiva y pasional entre dos personas, tradicionalmente entre un hombre y una mujer, donde la relación sexual es un complemento sumamente importante que no puede ser descuidada.
Por último quizá el deseo más apetecido es el de la prosperidad, el éxito económico. Pocos serán los desprendidos que quieran obviar de este recurso para alcanzar la felicidad. El dinero en la sociedad actual es necesario, porque nuestras vidas están lamentablemente supeditadas a este recurso de intercambio inventado por el hombre. Pero hay que entender que el dinero de ninguna manera garantiza la felicidad en el ser humano, pues es evidente que gente de mucho dinero por lo general son completamente infelices. También se debe tomar en cuenta el dicho popular, de que el dinero corrompe al ser humano, esto puede ser cierto tomando en cuenta que la naturaleza humana es proclive a la ambición desmedida y a los placeres mundanales, sin embargo un dinero bien aprovechado es necesario. Salud, amor y prosperidad para todos ustedes.

 

Raúl Amaguaña Lema
raulamaguana@gmail.com