Treinta familias con su vivienda propia

altNatabuela. “Por fin tengo mi casa propia”, mencionó Pilar Valverde, que se benefició con una de las 30 casas que ayer el Ministerio de Desarrollo Urbanol y Vivienda (MIDUVI), entregó en la parroquia de Natabuela.

 Beneficiados.  Mauricio Rosales, director regional  del ministerio, dijo que tras una larga espera el sueño de 30 familias al fin se hizo realidad. Tener una casa propia significa mejorar la calidad de vida, recalcó.
Mencionó que en la construcción de la segunda etapa se invirtió alrededor de 170 000 dólares.
La vivienda que será habitada por Pilar Valverde su esposo Marco Simbaña y sus hijos Mateo de 3 años y Katia de 10 años está ubicada en el barrio El Coco. Durante 10 años pagué arriendo por una vivienda, con mi casa ya no lo haré, mencionó en tono emocionado.

El dinero que lo destinaba al alquiler, lo invertiré en arreglos de mi casa y en la educación de mis hijos, añadió.
Antonio Cerón, presidente de la Junta Parroquial de Natabuela, expresó que las viviendas están ubicadas en diferentes barrios y sectores de Natabuela. Añadió que la segunda etapa se demoró cerca de dos años; la casa propia es la recompensa al esfuerzo que realizaron los beneficiarios y los directivos para que se cumpla el proyecto de viviendas. El tercer proyecto que estamos apoyando como gobierno parroquial es el de la estrategia de Intervención Nutricional Territorial Integral (INTI), en el ámbito de la vivienda.
La estrategia INTI amplía sus fronteras y su labor inició en las provincias de mayor índice de malnutrición y anemia infantil. En Imbabura ejecuta sus proyectos en los cantones de Otavalo, Cotacachi, Antonio Ante y Urcuquí.
En estos cantones, la desnutrición infantil en niños y niñas menores de cinco años alcanza niveles alarmantes; aproximándose al cincuenta por ciento, de ahí la necesidad de una intervención urgente de varios ministerios.