tratamiento para la tos

Ibarra. Una de las frutas con mayor popularidad y consumo en todo el mundo es el plátano, también conocido como banana. En la actualidad, al menos en 107 países se cultiva esta fruta.

Un estudio realizado por el Imperial College de Londres encontró que los niños que consumen un plátano al día disminuyen en 34% la posibilidad de desarrollar asma.

La fibra, el potasio y las vitaminas C y B6 que contienen las bananas ayudan a la salud del corazón. Un consumo suficiente de potasio, aunado a un bajo consumo de sodio, son los cambios alimenticios más importantes.

Ibarra. El jengibre es un alimento con muchas propiedades saludables. Ya sea en té, infusión, jarabes, e incluso postres, puede incorporarse a nuestra dieta y nos ofrece muchos beneficios.

El jengibre despeja las fosas nasales y es un buen expectorante.

Además, ayuda a regular la temperatura corporal, cuyos desequilibrios son causa de muchas enfermedades.

El jengibre, la miel y el limón se complementan muy bien y constituyen un estupendo jarabe para la tos, caramelos para el dolor de garganta, complemento para la prevención de resfriados.

Ibarra. La separación de los padres constituye en sí una experiencia traumática pa-ra los niños y adolescentes. Los niños pueden reaccionar de muchas maneras y no siempre de la forma que nos gustaría.

Experto. Marco Pepinós, manifestó que la llegada de una nueva pareja sentimental a la vida de uno de los padres incluso su incorporación al domicilio familiar puede constituir un episodio vital clave en las relaciones con nuestros hijos y en su estabilidad emocional.

El especialista agregó que el peligro de hacer esto es que tendrán una larga lista de parejas, lo que no es saludable para su desarrollo emocional de sus hijos.

“La mayoría de los niños toman mucho tiempo para superar el divorcio de sus padres y nunca reemplazarán el papel de su padre o madre biológica”, dijo Pepinós.

El experto acotó que debes tener claro que con la nueva pareja quieres compartir tu vida, si la relación es estable y eres consciente de que tu nueva pareja comprende y acepta la situación, entonces puedes empezar a pensar en cómo introducirlo en la vida de tus hijos.

Paciencia. Pepinós aseguró que aunque los niños se adaptan asombrosamente a los cambios, cuando se trata de cambios en su estructura familiar es mucho más complicado.

Agregó que es normal que a tus hijos les cueste aceptar que su madre o padre ama a otra persona diferente a su progenitor, pero deben hacerlo.

Es necesario que haya un equilibrio en la relación y que le conozcan mucho antes de dar este paso tan importante.