Tras la rejas por tener cocaína en su casa

altIBARRA. Los miembros del Segundo Tribunal de Garantías Penales de Imbabura, ayer declararon culpable del delito de tenencia de 2 970 gramos de cocaína a Carlos Aurelio Sánchez Benavides.


 El arresto. Según las declaraciones expuestas durante la audiencia de juzgamiento que se realizó la tarde de ayer, los agentes antinarcóticos de Imbabura, el pasado 16 de octubre de 2010, solicitaron una orden de allanamiento para la vivienda de Sánchez, ubicada en el sector de los Huertos Familiares en la ciudad de Ibarra.
La orden fue emitida por un juez y el momento que ingresaron los agentes al inmueble del procesado, lo encontraron pesado una sustancia blanca que después de las pruebas preliminares, determinaron que se trataba de cocaína con un peso de 2 970 gramos y por eso Sánchez fue privado de su libertad.

 La audiencia. El procesado aceptó su culpa y los miembros del Segundo Tribunal Penal, lo declararon culpable.
La sentencia donde notificarán los años de la pena que cumplirá Sánchez, privado de su libertad en el entro de Rehabilitación Social de Ibarra, será presentada en los próximos días, mediante el casillero judicial del abogado defensor de Carlos Sánchez.

 Drama. Las hijas menores de edad del procesado acudieron a la audiencia y no podían contener el llanto al escuchar que su padre fue declarado culpable.
Carlos Sánchez padece de una discapacidad y dijo que cometió el delito de drogas, por necesidad ya que no contaba con un trabajo estable.
Por otra parte las autoridades recomiendan a la ciudadanía, denunciar todos los delitos de drogas a través de la línea gratuita 1800 DROGAS (376427)  y garantizan la seguridad de los denunciantes.